Fraga (AP): "Al PNV le ha llegado el momento de la verdad y la responsabilidad"     
 
 ABC.    11/03/1980.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

FRAGA (AP): «AL PNV LE HA LLEGADO EL MOMENTO DE LA VERDAD Y LA RESPONSABILIDAD»

«Las elecciones celebradas en el País Vasco han producido unos resultados que deben ser analizados con serenidad, pero que indudablemente son, a primera vista, preocupantes, y espero que se tome buena nota de ellos a todos ios niveles», declaró Manuel Fraga Iribarne, presidente de Alianza Popular, una vez conocidos los resultados de las elecciones.

«Llama la atención, en primer término —dijo el señor Fraga—, el extraordinario y creciente volumen de la abstención. Casi la mitad del censo vasco no ha votado. El análisis de esta -formidable falta de participación revela, en prime" lugar, la fuerza de inhibición oel terrorismo, que a unos les ha impedido acercarse a las urnas y a otros les ha hacho perder la esperanza de que las cosas se arreglen por vía constitucional. En segundo lugar, indica un claro escepticismo sobre .e! futuro político y económico de la comunidad autónoma. En tercer lugar, confirma que los españoles procedentes de otras regiones, unos ya no están allí, sino en sus pueblos de origen, acogidos al paro (hoy superior al promedio nacional), y otros no se han sentido implicados en un proceso político que no les convence.»

«En segundo término —continuó—, es indudable el avance de ios partidos nacionalistas. PNV y Euzkadiko Ezquerra son el núcleo indudable de la nueva situación política, participan o no en el Ejecutivo. El fenómeno Herri Batasuna es más complejo; en é! se han refugiado no sólo los más violentos, sino otras formas de voto de protesta, de irracionales reivindicaciones, de frustraciones sociales de toda índole.»

«UCD y PSOE han recogido, a mi juicio —señaló el presidente de AP—, el fruto de sus ambiguedades y dudas anteriores, desde el Gobierno a la oposición. Confío en que recojan el mensaje de la necesidad de unas posiciones más claras y enérgicas ante el futuro del País Vasco y de España en general.»

En cuanto a su partido, el señor Fraga añadió que «estamos satisfechos de un deber cumplido, antes y ahora. Por nosotros no quedará el buscar una solución a la vez legal y eficaz a los problemas planteados. Nuestros diputados por Álava y Vizcaya se esforzarán cada día por procurarlo. En todo caso, comparando nuestros resultados con los otros partidos nacionales, hemos batido claramente al Partido Comunista y hemos acortado notablemente distancias con los otros dos».

«Al PNV —dijo por ultimo— le llega ahora el momento de la verdad y la responsabilidad. Si logra encarnar una verdadera autonomía y crear un clima de confianza, merecerá el bien de la Patria y el reconocimiento de los españolas, y también el camino para que los graves problemas económicos y sociales de País Vasco se puedan desolver en el marco de un plan nacional de cooperación. Si, por el contrario, cede al chantaje separatista y a ta agitación revolucionaria, si agrava la ya difícil situación económica, si continúa con manejos oportunistas en las Cortes Generales y si emprende el camino equivocado de crear nuevos problemas (como el de Navarra, que debe dejarse de buena fe a los navarros), en vez de resolver los actuales perderá su oportunidad histórica, dejará los caminos libres a su izquierda "abertzale" (que nada tiene que perder) y, lo que es peor, el paso a una guerra civil y a un

siglo renovado de desastres para el País vasco.»

 

< Volver