Autor: Urbano, Pilar. 
   La ecuación vasca     
 
 ABC.    11/03/1980.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 3. 

LA ECUACIÓN VASCA

Hilo directo

• Otra vigilia electrónica de recuento de votos. Lentamente se iba desgranando la ecuación.,., la fórmula imparable del nuevo poder euzkaldun. Los cristalitos multicolores de las fuerzas políticas vascas comprimieron la imagen final del caleidoscopio. Pierden los partidos nacionales: UCD, PSOE; ganan los impulsos abertzales, gana el PNV, gana Herri Batasuna, gana Euzkadiko Esquerra y gana la abstención. Quizá sea buena esa abstención, ese «non drama» popular, ese «me reservo para otra vez»... Por si hay que motivar la viscera cordial de «vasco dormido» para otros trances de decisión... «En esa abstención hay obreros inmigrados; hay descontentos de UCD, del PSOE; hay gente cuya visión de Estado no encaja con lo que se ha votado... Esta "reserva" de voto servirá, cuando haya que echar mano de "todo el pueblo vasco", para reconducir el proceso», me comenta el socialista Luis Solana. Y el comunista Ignacio Gallego también me habla de «aguas vascas que volverán a sus cauces», de «obrerismo inmigrado que hoy no ha ido a votar, pero que va a estar presente en la vida política vasca en la próxima ocasión».

• Los «lentejeros» de Mona J. tienen todos cara de circunstancias: «Señores, esto parece un velatorio», dirá Pedro Rodríguez, que ha pedido «el cambio del cambio». Música acaba de llegar de Bilbao. Aún tiene el pelo ensortijado por la lluvia. «UCD ha caído en picado. A los socialistas la abstención nos ha perjudicado. La ambigüedad del PNV ha hecho fuertes a los «herribatasunos», abanderando un independentismo a todo trapo... Creo que Garaicoecheá formará Gobierno monocolor y «n el Parlamento hará pacto con los «abertzales». Puede ser duro golpe a la democracia de España. Hay que preguntarles en serio: «Señores del PNV, ¿están ustedes dispuestos a aceptar el marco estatutario, dentro de la Constitución..., sin pronunciar la palabra "autodeterminación"?» Pienso que aceptarán el marco estatutario por salvar la economía que se les deshace y... porque allí es fácil escuchar ruidos no lejanos de cascos y espuelas. Pero la potencia «abertzale» puede todavía forzar las cosas y crispar la calle».

Luis Solana: «Me temo que el PNV prefiera una economía de pequeños talleres metalúrgicos, más "independizables", que de altos hornos, amarrados a la economía del Estado central... Lo malo es si el Gobierno se empeña en tener de rodillas al gran empresario vasco. Como también sería malo, en mi opinión, que Suárez quisiera meter en su Gobierno a un líder peneuvista. Los gritos de "¡traidor!", de sus paisanos, se iban a oír en... Y HB y EE automáticamente se harían los dueños de aquel "patrimonio". Es preferible tener allí, como ahora ya tenemos, un "responsable" bien visible: el PNV. Ya tenemos a quién señalar con el dedo si las cosas no marchan. PNV, HB y EE tienen ahora el grave reto de "arreglar su país". Por cierto, ¿no podríamos empezar a llamar a España, España... ahora que Cataluña, Euzkadi, Valencia. Andalucía... se llaman "este país"?»

• Pedro Rodríguez pontifica: «Ha caducado una forma de gobernar y UCD es impopular.» Abel Matutes y Félix Pastor, de Alianza Popular, dicen que de entre las tres soluciones que ahora tienen la UCD, «después de haber perdido el poder periférico», sólo la de «derechizarse» sería coherente con el color del voto que «a nivel España» la sustenta, «porque la alianza con nacionalistas sería peligrosa y con el PSOE quemaría, de una vez, los dos grandes cartuchos». Alguien declara «el tren constructor del nuevo Estado va sin maquinista... o el maquinista no sabe adonde va el tren». Y callamos todos. ¿Y los ucedistas? ¿No estaban para lentejas?— Pilar URBANO.

 

< Volver