Socialistas y centristas acusan al PNV de electoralista     
 
 Diario 16.    19/01/1980.  Página: 3. Páginas: 1. Párrafos: 18. 

Socialistas y centristas acusan al PNV de electoralísta

SIGUE LA CRISIS DE LAS AUTONOMÍAS

Los socialistas y centristas, mayoritarios en Euskadi tras el PNV, acusaron a este partido de realizar un gesto electoralista de cara a los comicios al Parlamento vasco. La decisión de abandonar las Cortes Españolas como medida de presión al Gobierno para acelerar la autonomía vasca fue rechazada

enérgicamente por Txiki Benegas (PSE-PSOE), calificándola de «irresponsabilidad infantil», y por Jesús María Viana (UCD), quien dijo que encubre los fracasos políticos del PNV. Los representantes abertzales, próximos a los planteamientos de ETA, aplaudieron la decisión del Partido Nacionalista.

Bilbao — Los dirigentes más cualificados de los otros dos partidos mayoritarios del País Vasco, el Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) y UCD, así como el PCE, que no tiene representación parlamentaria, condenaron sin paliativos la actitud tomada por el PNV, calificándola de electoralista.

«Lo más grave es la maniobra puramente electoralista del PNV de cara a la próxima confrontación electoral vasca —dijo el socialista Txiki Benegas—, primando más el oportunismo político que la asunción de las graves responsabilidades que tiene contraídas con el pueblo vasco y con el proceso de consolidación de la democracia en el Estado.»

Demagogia intolerable

El secretario general del PSE Manifesto tambien que el PNV confunde a la UCD con la máxima institución de representación democrática del Estado, y afirmó que es una «irresponsabilidad infantil que el PNV, por supuestos incumplimientos de acuerdos con UCD que la opinión pública desconoce, haya optado por el abandono de las instituciones democráticas».

Tras afirmar que la decisión del PNV supone un «absoluto desprecio por la democracia misma», el secretario general de los socialistas vascos calificó de «demagogia intolerable hacia el pueblo vasco» la medida de no convocar el Consejo General Vasco. Señaló que el partido mayoritario de Euskadi tiene la máxima responsabilidad en la situación política de Euskadi y en sus graves problemas, y es también un fraude al electorado que lo votó para que le represente tanto en el Parlamento español como en el CGV.

Txiki Benegas anunció que si el PNV persiste en su actitud respecto a no convocar el CGV, el PSE pedirá la dimisión de su presidente, el peneuvista Carlos Garaicoechea. «O se está o no se está —puntualizó—; lo que no es correcto es permanecer en un organismo democrático, y, desde dentro, boicotear su funcionamiento con la congelación de las decisiones de su ámbito político.»

El senador socialista Víctor Manuel Arbeloa, presidente del Parlamento Foral de Navarra, fue más explícito y dijo que se trataba del primer acto electoral del PNV de cara a los comicios del Parlamento vasco.

«Un primer acto ruidoso y sin duda original», precisó Arbeloa, quien manifestó también que «este gesto tan desabrido del PNV no me ha sorprendido demasiado No es la primera vez en la historia parlamentaria española que los nacionalistas vascos hacen lo mismo».

Viana: «El PNV encubre su fracaso»

La reacción del secretario genreal de UCD en el País Vasco, el diputado Jesús María Viana, fue sumamente enérgica calificando al PNV de deshonesto, de encubrir sus fracasos y falsear la verdad.

«Acuso a los dirigentes del PNV de falsear por completo los hechos», dijo a Efe el dirigente centrista vasco al conocer la noticia del abandono del PNV del Parlamento.

«El encubrir la verdad de sus fracasos —dijo Viana— podrá ser una maniobra hábil, pero en absoluto honesta. Me da una pena impresionante, pero una vez más se demuestra que el PNV es un partido que sólo sabe funcionar en la clan destinidad y que su único oxígeno que le da vida es inventarse un Madrid opresor que hasta ahora ha tenido una venta increíblemente fácil, pero que espero que el sentido común de muchos vascos rechace por desfasado y por falso, un argumento excesivamente explotado por quienes, además de no saber aceptar la responsabilidad de gobierno, les falta la más mínima imaginación a la hora de explicar los fracasos al pueblo.»

Jesús Viana definió la actuación del PNV en los Ayuntamientos y Diputaciones y CGV con estas palabras: «Jamás han funcionada peor las Diputaciones y los Ayuntamientos de esta tierra. El desastre del PNV al pasar del lamento al ejercicio del poder no ha podido ser más escandaloso. Y

asustados ante una Reacción racional popular de estos hechos de cara a las próximas elecciones, han decidido sin el más mínimo rubor volver a presentar a la opinión pública el único artículo que han sabido hasta la fecha vender con éxito: el de la frustración, el de que son víctimas de Madrid, el de que quieren pero, no les dejan.»

Lertxundi: Debilidad

El secretario general del Partido Comunista de Euskadi, Roberto Lertxundi, manifestó «que en el fondo, más que una medida de presión lo es de debilidad, de incapacidad para afrontar las responsabilidades que constantemente rehuye el PNV».

Añadió que el PNV «conduce a un constante desprestigio de las instituciones y en este hecho concreto se asemeja a la actitud mantenida por Herri Batasuna desde el primero de marzo de 1979».

Lertxundi manifestó también que le parecía grave el hecho de congelar las reuniones del CGV, y que la decisión «abre vías a actuaciones desestabilizadoras a la vez que pretende tapar con posiciones electoralistas los problemas internos que atraviesa».

Los abertzales aplauden

Representantes de los partidos abertzales de izquierda aplaudieron la decisión del PNV. Portavoces de las coaliciones parlamentarias Euskadiko Ezkerra y Herri Batasuna se apresuraron a apoyar la medida de abandono temporal del PNV de las Cortes.

Juan María Bañares, diputado de EE, manifestó: «No hace mucho tiempo yo adopté una postura similar, con ocasión del acorralamiento a que me vi sometido tras el secuestro de Javier Rupérez. Por eso comprendo la posición del PNV, quizá mejor que nadie. Euskadiko Ezkerra hará próximamente una valoración política de las causas concretas que han hecho que el PNV adopte esta postura.»

El senador por Guipúzcoa de Herri Batasuna, Miguel Castells, que igual que sus compañeros de coalición, los diputados Telesforo Monzón, Francisco Letamendía y Pedro Solabarría, no ha pisado las Cortes, declaró: «En la actual situación política, los vascos no podemos estar en las Cortes. Eso lo ve cualquiera.» Representantes nacionalistas en los órganos locales de gobierno del País Vasco también respaldaron la decisión del PNV.

Euskadiko Ezkerra comparte la decisión

«Euskadiko Ezkerra comprende y comparte los motivos de esta decisión al constatar una vez más la mañosa voluntad autonomista de UCD, cuyas trampas y regateos viene EE denunciando sin descanso.»

Considera la decisión como poco seria desde una óptica de responsabilidad del partido hoy mayoritario en Euskadi. Finalmente, invita al PNV a formar un bloque con todas las fuerzas políticas para una movilización popular contra la arbitrariedad de UCD.

Diario 16/19-enero-80

 

< Volver