Declaraciones del teniente general Fontenla. 
 La guardia civil no sale del País Vasco  :   
 "Existen razones prácticas para defender el carácter militar del Cuerpo", dice el director general de la benemérita. 
 ABC.    06/03/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

ABC. JUEVES. 6 DE MARZO DE 1980.

DECLARACIONES DEL TENIENTE GENERAL FONTENLA LA GUARDIA CIVIL NO SALE DEL PAÍS VASCO

«Existen razones prácticas para defender el carácter militar del Cuerpo», dice el director general de la Benemérita

Eí director general de la Guardia Civil, teniente general don Pedro Fontenla Fernández, ha manifestado a Europa Press que «no hay nada más lejos de la realidad que pensar en el abandono del País Vasco por parte de la Guardia Civil».

De esta forma, el teniente general Fontenia ha salido al paso de algunas informaciones, según las cuales podía haber comenzado el «repliegue» de la Guardia Civil en esta región. «Un simple relevo de guarniciones —ha comentado—, inmerso en un plan más amplio de reorganización de toda la Guardia Civil, ha dado pie a que cierta Prensa lo haya interpretado como un inicio de abandono.»

Al explicar los cambios registrados en la estructura del Cuerpo en el País Vasco, el director general ha señalado que, «por razones de índole táctica, se han suprimido unos puestos y potenciado otros, dentro de! plan general de reestructuración».

Al margen de este aspecto, es cierto —ha comentado— que han sido trasladados a otros destinos fuera del País Vasco algunos miembros del Cuerpo que lo habían solicitado, y « que su larga permanencia en la región asi lo aconsejaba». «No obstante, —ha precisado—, estos traslados han sido sustituidos, o lo están siendo, por igual número de fuerzas de refresco.»

RELEVOS FRECUENTES.—-Por otra parte, el teniente general Fontenia ha declarado que, a partir de ahora, la mayoría de los guardias civiles destinados en el País Vasco estarán sometidos a un plan de relevos frecuentes, siempre que ellos mismos lo deseen. De esta forma —ha precisado— se pretende no causar perjuicios familiares a los guardias, ya que la mayoría de los destinados en el País Vasco no trasladan a sus familias a esta región.

Con este sistema de relevos frecuentes —ha dicho—, «el servicio en el País Vasco, más difícil y peligroso en las actuales circunstancias, será soportado por todo el Cuerpo, y no por unos pocos».

En las declaraciones a Europa Press, el director general de la Guardia Civil se refirió también a la actual polémica sobre el carácter (militar o civil) que debe tener el Cuerpo, «polémica —señaló— que siempre tiene una buena carga de pasión política».

CARÁCTER MILITAR.—«El carácter militar de la Guardia Civil —ha insistido el teniente general— está bien claro por las propias misiones que cumple». Reglamentariamente —ha explicado—, tiene misiones militares que cumplir, tanto en periodos de paz como en períodos de guerra, y por eso depende de los Ministerio de Interior y de Defensa en épocas de paz, mientras en épocas de guerra sus fuerzas pueden integrarse en grandes unidades.

Pero además —ha dicho el director general— existen razones prácticas para defender el carácter militar del Cuerpo, como la de disponer de una fuerza bien dotada, organizada y disciplinada, intermedia entre las unidades civiles puramente policiales y las fuerzas del Ejército. Con la existencia de una organización de estas, características, se evitaría una posible intervención del Ejército si los conflictos sociales llegaran a rebasar la actuación de las unidades civiles.

«Muchos países —ha manifestado— echan de menos el poseer estas fuerzas, y en España habría que pensar en crearla si no la tuviéramos.»

En opinión del teniente general Fontenia, el propio carácter militar de la Guardia Civil ha permitido que, a través del siglo y medio de existencia del Cuerpo, se mantenga incólume el prestigio y forma de ser del mismo, «a pesar de las delicadas misiones a cumplir».

«Veo claro —ha concluido— que para que este Cuerpo cumpla las misiones que al servicio de España y ios españoles tiene encomendadas, y cuyo cumplimiento le ha valido el título de benemérito, es que continúe sometido al fuero y disciplina militar.»

 

< Volver