Hallados los cadáveres de dos presuntos etarras  :   
 Se trata de un joven, en Eibar, y de una muchacha, en Alcorcón. 
 ABC.    03/02/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

HALLADOS LOS CADÁVERES DE DOS PRESUNTOS ETARRAS

Se trata de un joven, en Eibar, y de una muchacha, en Alcorcón

DOS presuntos militantes de ETA aparecieron muertos en el curso de la mañana de ayer en puntos tan distantes como Alcorcen (Madrid) y Eibar (Guipúzcoa). Se trata de dos jóvenes —una muchacha de unos veinte años y un hombre de veintidós—, cuyos cuerpos fueron descubiertos por la Guardia Civil, y que en ambos casos presentaban heridas de bala.

Hacia el mediodía se recibió una llamada anónima en la agencia Efe comunicando la existencia de un mensaje en la cabina telefónica de una cafetería de la Gran Vía madrileña: Allí se desplazó un redactor de dicha agencia, quien encontró un sobre en el sitio indicado. Temiendo que fuera explosivo lo llevó a la Comisaría de Centro, donde artificieros de la Policía Nacional procedieron a abrirlo con las cautelas del caso.

El contenido del sobre era una cinta de las usadas en télex. Hecha la transcripción oportuna en la propia Comisaría, el mensaje reivindicaba´ «el arresto, interrogatorio y elocución de Yolanda González Martín, natural, de Deusto, integrante de un comando dé ETA, rama estudiantil». Estos datos parecen coincidir con los de la joven hallada, unas tres horas antes, en el kilómetro 3 de la carretera de San Martín de Valdeiglesias,

REIVINDICA EL BVE.—Asimismo, las investigaciones policiales prosiguen con vistas a aclarar la muerte de Jesús María Zubicarain Badiola, de veintidós años, recientemente puesto en libertad condicional tras sufrir prisión dos veces como sospechoso de colaboración con ETA militar. Su cuerpo presentaba ocho heridas de pistola, y fue encontrado en las afueras de Eibar. Aunque en principio se le creía componente del comando que el viernes había asesinado a seis guardias civiles cerca de Lequeitio, declaraciones de su familia e indicios que afirman tener algunos vecinos hacen descartar que resultara alcanzado por los disparos de la Benemérita durante aquella acción.

 

< Volver