Autor: García, Ulpiano. 
 Tras la entrevista de los lehendakaris. 
 Renace el optimismo     
 
 Diario 16.    10/12/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Renace el optimismo

Tras la entrevista de los lendakaris

Los representantes vascos expresaron un cierto optimismo por los resultados de la visita del presidente del Gobierno, tras la entrevista de tres horas de duración que mantuvo con Garaicoechea.

Vitoria:

Ulpiano GARCÍA,

Corresponsal

«Los resultados de la visita del presidente Suárez a Euskadi ayer los veíamos más problemáticos que hoy», manifestó el lendakari Garaicoechea al término de la reunión de tres horas de duración que había mantenido con el máximo dirigente del Ejecutivo del Estado español.

Por su parte, Rosa Posada, secretaria de Estado para la Información, habló de que la reunión, iniciada por la tarde, sobre la Policía autónoma «puede tener una importancia definitiva», y valoró el primer contacto Suárez-Garaicoechea como «francamente positivo».

Por su parte el consejero de Cultura y portavoz habitual del. Gobierno vasco con los medios informativos, Ramón Labayen, dijo que «ha habido unas declaraciones de buenas intenciones, pero, como es lógico, nuestra preocupación sigue en pie».

El ministro de Administración Territorial, Martín Villa, afirmó al inicio de la gira vasca de Adolfo Suárez que «va a ser una visita en la que se pueda hacer, con tranquilidad, un repaso de las cuestiones alcanzadas y de las que quedan pendientes. En ese sentido creo que la valoración es totalmente positiva».

Para Jesús María Viana, presidente de la UCD vasca, «lo más trascendente de esta visita es la propia presencia del presidente del Gobierno, aunque una visita del presidente del Gobierno no se tiene que confundir con el intento de reeditar el bienvenido mister Marshall».

Primera jornada

A las diez y cuarto de la mañana de ayer se iniciaba la visita a Euskadi del presidente Suárez, que fue recibido en el aeropuerto de Vitoria-Foronda por el lendakari Carlos Garaicoechea, él gobernador general para el país vasco, los capitanes generales de la VI Región Militar y III Región Aérea, así como por el presidente del Parlamento vasco, alcalde de Vitoria y otras autoridades.

Por cierto que, en respuesta a un periodista, Adolfo Suárez negó que estuviera nervioso y para demostrarlo extendió la mano, manteniéndola paralela al suelo durante algunos instantes.

Seguidamente se inició en Ajuria Enea una reunión con Garaicoechea, que se prolongaría hasta el mediodía, momento en el que ambos dirigentes presidieron una reunión conjunta de los respectivos equipos.

Tras un almuerzo ofrecido por Adolfo Suárez al lendakari en la residencia del gobernador general para el País Vasco, el presidente inició una reunión con los máximos dirigentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado en la comunidad autónoma vasca.

Por la noche se trasladó a Ajuria Enea con el fin de asistir a una cena ofrecida por el lendakari.

Paralelamente, representantes, de ambas Administraciones reanudaron las negociaciones sobre Policía autónoma, mientras en Madrid continuaba la de conciertos económicos.

 

< Volver