Enterrado el taxista asesinado en Euskadi     
 
 Diario 16.    18/01/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Enterrado el taxista asesinado en Euskadi

San Sebastián (Corresponsal) — El taxista de la localidad guipuzcoana de Oyarzun Ignacio Arocena Ardelaiz, que apareció muerto con un tiro en la cabeza a primeras horas de la mañana del sábado, fue inhumano ayer en el cementerio de este pueblo tras haberse celebrado a las cinco de la tarde los funerales de cuerpo presente a los que asistieron numeroso público.

Ignacio Arocena desapareció de su domicilio a las siete de la tarde del viernes después de que un joven se presentara en su domicilio para solicitarle sus servicios de taxista. Fueron los propios familiares los que alarmados al comprobar que la víctima no había pasado la noche en casa iniciaron un rastreo y encontraron a Ignacio Arocena muerto en el interior de su vehículo.

En principio, los datos con los que se cuentan indican que Ignacio Arocena

sustentaba posiciones próximas a Alianza Popular, agrupación política que se adelantó a condenar totalmente esta nueva acción política.

A partir del momento en que fueron requeridos los servicios del taxista, se desconoce el desarrollo de los hechos, aunque parece probable que el supuesto cliente amenazó a Ignacio Arocena y le obligó a trasladarse a un lugar apartado de la población. A una hora no

determinada el taxista fue tiroteado a bocajarro y el cuerpo sin vida de la víctima quedó reclinado en el asiento delantero de su propio vehículo.

Más tarde la Policía encontró en el lugar del suceso dos casquillos de bala calibre 9 mm. Parabellum marca FN y comprobó que el parabrisas del vehículo -Un Seat 1500, matricula SS-2328-A- presentaba un impacto de bala.

 

< Volver