No se puede pensar en una mayoría de izquierdas según Santiago Carrillo     
 
 Ya.    15/04/1977.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

15IV77

INFORMACIÓN NACIONAL

Ya

"No podemos pensar en estas elecciones en una mayoría de izquierdas, aunque trabajemos para crear

condiciones favorables a ello en las próximas o las siguientes Pero tampoco es inevitable, contra la

opinión de algunos amigos, que nos hallemos ante una Cámara dominada por la derecha neofranquista",

dijo ayer el secretario general del Partido Comunista de España (PCE), Santiago Carrillo, en la apertura

del primer pleno legal del Comité Central del PCE, que se celebra en un local cercano a la madrileña

plaza de Castilla.

Carrillo continuó diciendo que existe la posibilidad de que haya una mayoría de centroizquierda,

incluyendo en ella a socialistas y comunistas, "y hay que procurar —d i j o—convertirla en realidad. Hay

que ganar las elecciones para la democracia... Lo que es claro es que el centro, sin tener en cuenta a los

grandes partidos obreros, resultaría impotente para gobernar el país. Y que la derecha tiene las mismas

soluciones utilizadas durante cuarenta años, que nos han traído a la crisis en que nos hallamos".

Ataques a Alianza Popular

Antes había atacado duramente a Alianza Popular y a Fraga Iribarne, en concreto.

"Lo que sí debemos hacer cuantos queremos la reconciliación, la convivencia y la democracia es

esforzarnos por que Alianza Popular tenga los menos votos posibles en las elecciones. Si tuviera muchos

todos lo sufriríamos, desde el Gobierno y las instituciones hasta la oposición: unos, porque, según él, han

traicionado y dado un golpe de Estado; otros, porque no hemos cesado de luchar por la libertad."

Tras agradecer la solidaridad de las fuerzas democráticas de los pueblos de España en la lucha por la

legalización del PCE y de una manera particular a aquellas que respaldan a la comisión negociadora de

los diez, Santiago Carrillo

NO SE PUEDE PENSAR EN UNA MAYORÍA DE IZQUIERDAS, SEGÚN SANTIAGO CARRILLO

Reunión del Comité Central del Partido Comunista de España • Duros ataques del secretario general del

PCE a Alianza Popular • Carrillo volvió a señalar la necesidad de un pacto constitucional desde el centro

hasta la izquierda • El Comité Central estudia la estrategia electoral y las definitivas listas electorales del

PCE usubrayó la necesidad de un pacto constitucional que vaya desde el centro—comprendidas fuerzas

que con su conducta han mostrado nafa e r s e apartado verdaderamente del franquismo a lo largo de este

proceso—hasta la izquierda. "Pero no sería suficiente—apuntó—el establecimiento de ese pacto, explícito

ó tácito, si no se elabora una táctica que dé mayoría en el Congreso y el Senado a las fuerzas en él

interesadas. Para ello lo mejor hubiera sido crear un frente democrático electoral... En cambio, para el

Senado los comunistas hemos propugnado la necesidad de candidaturas comunes sostenidas por todos loa

partidos democráticos. Si no, el Senado puede resultar un "bunker" neofranquista donde se estrellen todos

los intentos de transformar en constituyentes las próximas Cortes."

Pacto para la libertad

El máximo dirigente del PCE hizo hincapié en la voluntad de su partido de pasar de la dictadura a la

democracia, pacíficamente, mediante el "pacto para la libertad, para lo cual serán respetadas las reglas

democráticas, según prometió. Sin subestimar el balance de lo logrado en este país en un espacio de

tiempo relativamente corto, como convocatoria de elecciones, relativa libertad de prensa, legalización de

partidos, liberación progresiva de los presos políticos, disolución paralela del Movimiento y desaparición

de sus emblemas en los edificios oficiales, señaló lo que aún falta para que estemos en una sociedad

democrática: "Falta la libertad sindical, no se han satisfecho las mínimas demandas autonómicas de

las nacionalidades; se ha promulgado una ley antihuelga y prodespido escandalosamente reaccionaria.

Algunas autoridades siguen reprimiendo como si subsistiera el franquismo, pero en líneas generales

avanzamos."

"En nuestro partido, la minoría parlamentaria es un instrumento de representación y de acción política y

no un órgano dirigente. Ella aplica la política que deciden nuestros congresos y nuestros comités centrales

como cualquier otro órgano del partido", afirmó Carrillo para después entrar en los objetivos de la

campaña electoral que estos días estudia el comité central del PCE para unas elecciones que según él "no

serán aún verdaderamente libres". Estos objetivos son: la más amplia campaña posible para ganar

millones de votos en todo el país obtener el mayor número de diputados posible al Congreso; conseguir

que en el Senado haya una mayoría democrática elegida en candidaturas unitarias, que permita hacer que

las Cortes sean verdaderamente constituyentes, y extender y fortalecer la organización del partido hasta el

último pueblo del país y la última barriada de los centros urbanos.

Santiago Carrillo finalizó su discurso con unas palabras de recuerdo para Dolores Ibarruri, "que muy

pronto—dijo—regresará de su exilio para acompañarnos en esta lucha". A continuación, y a puerta

cerrada, el comité central del PCE, compuesto por ciento cincuenta miembros, con otros cincuenta

militantes incorporados, pasaron a estudiar la estrategia electoral a seguir y la elaboración de las listas

definitivas para el Congreso y para el Senado. Hoy continúan las discusiones, y a las seis de la tarde está

prevista una rueda de prensa para dar cuenta a los informadores de las actividades y acuerdos de este

pleno del comité central del PCE.

 

< Volver