Atentado a la libertad vasca     
 
 Diario 16.    01/02/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 3. 

Atentado a la libertad vasca

Seis nuevas víctimas en la cuenta negra de los traidores a la causa vasca obligan a gritar la condena y el desprecio de cualquier persona bien nacida y con ellas de todo el pueblo vasco, que no puede ser engañado ni un segundo más por quienes alevosamente atentan contra la persona humana.

Estos seis guardias civiles, que no tienen otro color que el de España y los españoles, vilmente abatidos en acto de servicio, llevan el trágico balance de la libertad vasca a niveles de escándalo internacional. Tanto que sólo la más anérgica respuesta del pueblo y los representantes vascos ante la opinión pública y las más altas instituciones nacionales pueden mitigar la indignación que a todos invade.

Si la libertad empieza por el respeto a la vida, quienes la pisotean mal pueden hablar de aquella u obtener la confianza del pueblo. La causa vasca forma parte de la consolidación de la democracia y es inherente a la Constitución que acoge a todos los españoles. El resurgir de la reconciliación nos afecta a todos, incluidas las autonomías, y se pone en grave peligro cuando se ataca el derecho a la vida, especialmente cuando los asesinados son quienes tienen el sagrado deber de protegerla.

 

< Volver