Se volverá a exigir el pasaporte para salir hacia Francia. 
 La vigilancia del Ejército se centrará en los pasos clandestinos     
 
 ABC.    27/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Se volverá a exigir el pasaporte para salir hacia Francia

La vigilancia del Ejército se centrará en los pasos clandestinos

MADRID. La actividad operativa del Ejército de Tierra en la vigilancia de zonas fronterizas con Francia se dirigirá sobre todo a la presencia en las mugas más que en los pasos habituales, según informa la agencia Europa Press.

En los pasos normales continuarán prestando servicio efectivos de la Guardia Civil, si bien en ellos se intensificarán las medidas de control, registros e identificación.

Fuentes oficiosas han señalado que la Guardia Civil exigirá el pasaporte a los españoles que intenten cruzar la frontera hacia Francia, en lugar del solo documento nacional de identidad que bastaba hasta ahora.

Sin embargo, mandos de la Policía Nacional y del, Cuerpo Superior de Policía de San Sebastián desmintieron a Efe que en los pasos fronterizos de Irún se exija en estos momentos el pasaporte a las personas que cruzan los puentes internacionales.

Estas fuentes señalaron que no se ha dado ninguna orden en ese sentido y mostraron su extrañeza ante las informaciones hechas públicas en relación con este tema.

Fuentes policiales de la frontera señalaron que estaban a la espera de recibir información sobre e! tema de instancias superiores, y que en estos momentos es suficiente el carné de identidad para cruzar la frontera.

Una compañía de Cuerpo de Operaciones Especiales del Ejército de Tierra (COES) se encuentra ya en la provincia de Guipúzcoa.

dentro de la primera fase de aplicación de las medidas de lucha antiterrorista aprobadas recientemente por el Gobierno español.

Esta compañía llegó —según un periódico vasco— a bordo de vehículos militares, procedente del acuartelamiento de Castillo del Val, en la provincia de Burgos, y pertenece a la VI Región Militar, en la que está encuadrada la provincia de Guipúzcoa.

Su misión será sustituir a la Guardia Civil y la Policía Nacional en misiones de patrulla y vigilancia de zonas fronterizas y de determinadas instalaciones. La compañía consta de 130 hombres, que se instalarán en la propia zona de operaciones

MOVIMIENTO DE TROPAS EN NAVARRA

Varias unidades del Ejército patrullaban ayer por el valle navarro de El Baztán, próximo a Guipúzcoa y a la frontera francesa, concretamente en el término de Elizondo, poniendo en práctica el plan de intensificación de la vigilancia en las fronteras naturales con Francia.

Las mismas fuentes aseguraron que se han doblado los efectivos de la Guardia Civil en todos los puestos de Aduanas y que está previsto el apoyo de este Cuerpo al Ejército en sus tareas de vigilancia. Según las mismas fuentes serán cubiertos los más de 100 kilómetros de frontera que Navarra tiene con Francia y van a establecerse controles de carreteras con registros e identificaciones.

 

< Volver