Según versiones oficiosas, se suicidó de un tiro en la boca. 
 Un presunto "etarra", desertor del servicio militar, muerto al ser descubierto por la Guardia Civil     
 
 El País.    28/03/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL PAÍS, sábado 28 de marzo de 1981

Según versiones oficiosas, se suicidó de un tiro en la boca

Un presunto "etarra", desertor, del servicio militar, muerto al ser descubierto por la Guardia Civil

Un presunto miembro de ETA Militar, Jesús Urbien Orbegozo, que cumplía el servicio militar en un acuartelamiento de la guarnición de Madrid, del que había desertado, resultó muerto ayer por la mañana en la localidad de Lozoyuela (Madrid), cuando fue descubierto por efectivos de la Guardia Civil, uno de los cuales fue alcanzado por una bala y se encuentra en estado grave.

Informaciones oficiosas indican que el soldado se suicidó al ser sorprendido, de un tiro en la boca, cuya bala le salió por la nuca y alcanzó al guardia que está herido.

Ni el Cuartel General del Ejército ni la Dirección General de la Guardia Civil facilitaron ayer comunicación oficial alguna sobre el suceso, a pesar de que, en el cuartel de la Benemérita de Lozoyuela se había redactado una nota, cuya entrega a la Prensa fue anulada por razones que aún se desconocen.

El soldado muerto, que era natural de Bilbao, había desertado de su unidad, la de Equitación y Monta de Campamento (Madrid), el pasado jueves, al apercibirse de que se sospechaba de sus presuntas vinculaciones con ETA, de las que había avisado un informe sobre él elaborado por el Servicio de Información Militar.

Según las fuentes antes citadas, para huir amenazó con un cuchillo al chófer del coronel de la unidad, y consiguió arrebatarle la pistola y dos cargadores, con los que se dio a la fuga, en uniforme de faena. Poco antes de las doce de la noche abordó a un camionero que se encontraba con su vehículo en la carretera de Burgos, encañonándole con la pistola, pero el conductor consiguió zafarse y huyó, dando aviso después a la Guardia Civil.

Esta localizó al soldado en la estación de ferrocarril de Lozoyuela, poco antes de las diez de la mañana. Al pedirle la documentación, Urbien trató de forcejear con los guardias y sacó la pistola, disparándose un tiro en la boca. El mismo disparo, que le salió por la nuca, hirió a un guardia que estaba detrás. Las fuentes explicaron que la pistola tenia suficiente potencia para atravesar la cabaeza del soldado y herir al guardia. No obstante, también disparó sobre el soldado otro de los guardias que estaba detrás.

El número herido es Ángel Olivan Andréu, y fue internado en la unidad de cuidados intensivos del centro sanitario Ramón y Cajal, de Madrid. Presenta herida de bala en la región anterior del tórax, nivel cuarto espacio intercostal, que le perfora el lóbulo medio e inferior del pulmón derecho, así como el diafragma.

Las lesiones alcanzan al hígado. Fue intervenido quirúrgicamente y su estado es grave, aunque se encuentra fuera de peligro salvo complicaciones. Ayer tarde fue visitado por la esposa del presidente del Gobierno, Pilar Ibáñez Martin.

El cadáver de Urbien Orbegozo se encontraba a media tarde de ayer en el depósito de cadáveres de Lozoyuela, en espera de ser trasladado al hospital militar Gómez Ulla, de Madrid, donde le será practicada la autopsia. Según las fuentes antes citadas, no se sospechaba de Urbien como relacionado directamente con comandos o algún intento de atentado, ya que es táctica habitual de ETA mantener a sus militantes durante el servicio militar sin misiones especiales, para evitar que les descubran, de modo que, al terminar la mi/i informen ampliamente.

 

< Volver