Nueva escalada terrorista en el País Vasco. San Sebastián. 
 A un teniente retirado, de tres tiros en el rostro     
 
 Diario 16.    15/04/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Diario 16/ l5-abril-81

NUEVA ESCALADA TERRORISTA EN EL PAÍS VASCO

A un teniente retirado, de tres tiros en el rostro

«Mi padre comentó en cierta ocasión que estaba incluido en una lista de personas amenazadas por ETA, pero no le dio mayor importancia.» Estas palabras las pronunciaba el hijo de Oswaldo José Rodríguez Fernández, teniente retirado del Arma de Infantería, asesinado ayer por la mañana en San Sebastián, poco después de tener noticia del atentado.

Oswaldo José Rodríguez fue abatido cuando se dirigía, a las nueve de la mañana, a las oficinas del ISFAS (Instituto Social de las Fuerzas Armadas), situado en el primer piso del número 62 de la calle de Urbieta, en pleno centro de San Sebastián. Un número indeterminado de personas, aunque algunas fuentes han llegado a precisar que eran dos, aguardaban al militar, que acudía a diario a dicho centro, en el que colaboraba desde hace aproximadamente un año.

Munición

Sin ningún testigo presencial, los asesinos efectuaron cuatro disparos, tres de los cuales alcanzaron a

Oswaldo José Rodríguez en la cabeza y rostro, quedando muerto de forma instantánea. Durante una hora, su cadáver permaneció en el descansillo de la vivienda, a la espera de que el juez decretara su traslado al cementerio de Polloe.

En el lugar de los hechos fueron hallados cuatro casquillos de bala del calibre nueve milímetros Parabellum, dos de ellos marca Geco y otros dos SF, munición utilizada habitualmente por ETA.

Los asesinos huyeron en un coche Seat 124, que había sido robado poco antes a una enfermera en el barrio donostiarra de Gros. La enfermera, que trabaja en la Residencia Nuestra Señora de Aránzazu, fue encontrada en el monte Igueldo atada a un árbol, después de que se recibiera una llamada anónima indicando su paradero.

El teniente Rodríguez Fernández había finalizado su servicio activo en el Ejército hace seis años. Contaba cincuenta y nueve años de edad, era viudo y padre de tres hijos, y había nacido en la provincia de Lugo.

A primeras horas de la tarde de ayer fue colocada la capilla ardiente en el Gobierno Civil de Guipúzcoa, y se espera que hoy sea oficiado un funeral de córpore insepulto.

 

< Volver