Tres nuevos asesinatos en el País Vasco. 
 Moulinex España, una empresa en plena expansión     
 
 El País.    15/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Moulinex España, una empresa en plena expansión

La factoría de Moulinex España, SA, cuya producción dirigía José María Laitegui Balmaseda, asesinado ayer a la salida de su trabajo, fue la primera establecida en nuestro país por la multinacional francesa Moulinex, tras adquirir las instalaciones de una vieja fábrica en el polígono industrial de Usúrbil (Guipúzcoa).

Con 125 trabajadores dedicados a la fabricación de pequeños electrodomésticos, Moulinex España, SA, inició en 1974, con doscientos millones de pesetas de facturación, un auténtico boom. En 1975 puso en marcha un segundo proyecto para atender la fuerte demanda del mercado español en pequeños electrodomésticos.

Tras recorrer todos los polígonos industriales de España, los directivos de la empresa, que preside en España Jaime Llopis, seleccionaron Avila y Barbastro (Huesca) como lugares finalistas para la instalación de la segunda factoría Moulinex, descartando la ampliación de la ya existente en Guipúzcoa. La fábrica fue instalada en Barbastro, donde da trabajo a unos 360 empleados.

Desde 1974 a 1980 Moulinex España, con sus dos factorías (Guipúzcoa y Huesca) ha pasado de una facturación de doscientos millones a 5.818 millones de pesetas, lo que, en estos momentos, supone una venta media por empleado superior a los nueve millones de pesetas, el 30% del mercado nacional del pequeño electrodoméstico en número de aparatos y el 23% en volumen de ventas, en pesetas, de todo el sector.

Según fuentes de la empresa, el 75% de los aparatos son de producción nacional y, corno norma, todos los directivos son españoles.

Entre los proyectos inmediatos de ampliación de Moulinex España, se cuenta una tercera fábrica dedicada a herramientas y máquinas de bricolage y afines al hogar. La localización definitiva de esta planta se debate entre Cádiz y Barbastro (Huesca), aunque algunos directivos opinan que muy probablemente se situará junto a las instalaciones ya existentes en esta última provincia.

Moulinex España vendió en 1980 tres millones de aparatos —veinticuatro por minuto— y su parque actual alcanza en nuestro país los trece millones de electrodomésticos. Esta multinacional ha vendido en el mundo 220 millones de aparatos —unos 45 millones al año, en 120 países—, y posee quince factorías, además de las dos españolas.

El propietario mayoritario de Moulinex, Mantelet, de 81 años, tiene el 66% de las acciones; los obreros se reparten el 10%, y el resto está en manos de numerosos accionistas, a través de la Bolsa de París.

Mantelet creó este imperio del pequeño electrodoméstico a partir de una pequeña factoría dedicada, desde 1932, a la producción de pasapurés manuales. En 1956 aplicó —tras observar una mobilette o bicicleta con motor— un pequeño motor a un viejo molinillo de café manual, y recibió 700.000 pedidos de aquel modelo en la Feria de Lieja. Allí, y en aquel momento, comenzó su imperio.

 

< Volver