Garaicoechea presidió la celebración navarra en Leiza. 
 "No entiendo una nación vasca sin Navarra"     
 
 Diario 16.    20/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Garaicoechea presidió la celebración navarra en Leiza

«No entiendo una nación vasca sin Navarra»

Leiza (Navarra) — «Nada ni nadie nos va a asustar. Si estamos callados es porque las cosas andan y no nos harán callar si algún día se paran», manifestó el presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicoechea, durante su intervención en la localidad navarra de Leiza, donde el PNV de Navarra celebró el Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca).

«Me he sentido fortalecido hoy en mi sentimiento patriótico vasco —dijo Garaicoechea— al celebrar el Día de la Patria Vasca aquí, en el corazón de Euskalherría, en ía tierra de mis mayores. Vivimos momentos difíciles: cuando la mayoría de este pueblo quiere poner las primeras piedras de la reconstrucción la nación vasca; como a el príncipe de Viana

en su lema "Nos roen por los dos lados .»

«Nos roen —explicó— desde fuera los que nos quieren intimidar en estos´ momentos de reconstrucción de la nación vasca. Pero nos roen también desde dentro los que con estrategias suicidas embarcan al país en caminos sin salida. No nos vamos a dejar intimidar.»

Tras subrayar que el sentido del Aberri Eguna es la realirmación de la nación vasca, Garaicoechea dijo que no entendía una nación vasca en la que Navarra no esté presente. «Deseo con todo el alma una Euskadi en la que Navarra también esté incluida. Navarra, desde las urnas, lo tiene que decir.»

«No entendemos una nación vasca —subrayó— en la que Navarra no esté presunte, ni otros pueblos vascos: es como si en una familia faltase la madre o el hermano mayor (...) En el resto de Euskadi estamos intentando hacer una imagen ejemplar, no la imagen de los tiros en la nuca. Tenemos que encontrar caminos honrados y viables para hacer realidad una Euskadi sin caciques y libre, en la que los vascos puedan Ordenar su propio pueblo, -no una Euskadi en la que los tiros en la nuca y procedimientos similares se vayan haciendo dia a día familiares, perdiendo los principios que han sido consustanciales a este pueblo.»

Carlos Garaicoechea criticó a los que, por una parte, están exigiendo a los nacionalistas vascos constantemente profesión de fe de españolidad y acusándoles de que son la causa de lodos los males de este país, y a los que, por otra, desdé dentro, les califican de claudicantes y hasta traidores, porque no se va más deprisa.

Cincuenta corderos

Garaicoechea destacó la importancia de llegar a la cima de la montaña, aunque para ello sea preciso bordearla y, en este sentido, criticó a los que pretenden atacarla de frente.

Los actos del Aberri Eguna se iniciaron con una misa a las 11 de la mañana, y después del acto religioso, en la plaza del Ayuntamiento de Leiza, se dirigieron a los asistentes el presidente del consejo regional del PNV de Navarra, Iñaki

Cubases, y el presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaicoechea. Seguidamente se sirvieron unos aperitivos en el «batzoki» (casa social del PNV) y se celebró un almuerzo de hermandad en el frontón de Leiza. Para este almuerzo se han sacrificado, concretamente, unos 50 corderos. Por la tarde hubo exhibiciones de deporte rural vasco.

 

< Volver