Autor: Romano, Juan José. 
 Normalidad en la fiesta del Aberri Eguna. Guerra abierta entre el PNV y HB. 
 Arzalluz calificó de "insensatos" a los batasuneros     
 
 Diario 16.    20/04/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 15. 

NORMALIDAD EN LA FIESTA DEL ABERRI EGUNA

Guerra abierta entre el PNV y HB

Arzalluz calificó de «insensatos» a los batasuneros

Las críticas de los dirigentes del PNV a Herri Batasuna, arreciaron durante el mitin, que los nacionalistas celebraron en la Feria de Muestras de Bilbao, en el que tanto Jabier Arzalluz como el lendakari Garaicoechea pidieron a sus afiliados realismo.

Bilbao:

Juan José ROMANO,

Corresponsal

«Nación vasca»

Al final de su alocución, sé refirió al concepto de nación vasca, que —dijo— no tiene una concepción abstracta y —manifestó en este sentido—, que su idea es «no sólo recuperar los signos de nuestra identidad, sino desterrar las lacras del pasado, el caciquismo y el desarrollismo».

Antes había intervenido Jabier Arzalluz, presidente del PNV, que defendió el que se hubiese realizado una convocatoria parcial del Aberri Eguna.

«En los últimos tiempos —explicó— allá donde vamos vienen otros que enarbolan la misma bandera que nosotros, pero a la vez llegan con piedras en la mano y con insultos en la boca. Aquí estamos en familia.»

«Si ellos quieren ser oñacinos nosotros no queremos Tiempos nuevos

«Se pasaron los tiempos de correr ante la Policía —siguió diciendo Arzalluz—, se acabaron los tiempos de echar las culpas a Madrid. Al poder central se le seguirá exigiendo, pero ha llegado el tiempo de mirar hacia adentro.»

En este mismo sentido, manifestó que quizá en poco tiempo, las autoridades vascas deberán pedir ayuda al pueblo y que el Partido Nacionalista Vasco y sus afiliados deberán otorgársela.

«Llegará el momento en que nos convoquen a trabajar para la colectividad, que nos pedirán que ahorremos, que nos dirán fuera huelgas, y entonces tendremos que salir adelante, porque no es más patriota el que más grita, sino el que más se sacrifica.»

Finalizó Arzalluz su alocución pidiendo paciencia a los afiliados de su partido, porque «las cosas no se van a solucionar en un año».

ser gamboínos —dijo aludiendo a las guerras banderizas en Vizcaya—. No queremos luchar con los hijos de la misma patria.»

Más tarde les acusó a estos mismos de pretender arrebatar al PNV la figura de su fundador, Sabino Arana.

«Si Sabino Arana viviese, estoy convencido de que estaría aquí, con nosotras. Es verdad que Sabino Arana fue capaz de concienciar al pueblo vasco en su nacionalismo, pero cuando se dedicó a hacer política fue paso a paso, como lo estamos haciendo nosotros, e incluso fue más moderado que nosotros.»

En este mismo sentido acusó a quienes le critican por claudicantes, de ser «unos insensatos que no saben el mundo que les rodea».

El lendakari Carlos Garaicoechea y el presidente del PNV, Javier Arzalluz, criticaron duramente a la coalición abertzale Herri Batasuna, en el mitin en el que participaron en la Feria de Muestras de Bilbao, con motivo del Aberri Eguna (Día de la Patria Vasca).

Arzalluz llegó a calificarlos de «insensatos que no saben el mundo que les rodea». El lendakari Carlos Garaicoechea inició su alocución recordando el slogan del príncipe de Viana, «me roen por las dos partess», y dijo que «das dificultades que se están poniendo a las instituciones vascas nacen de quienes, desde la intimidación, pretenden que aflojemos en nuestras reivindicaciones autonómicas y de quienes, desde dentro, con estrategias suicidas y planteamientos utópicos, dudan de nuestro propio abertzalismo».

Manifesto Garaicoechea que su Gobierno tiene la intención de continuar realizando una política con los pies en el suelo. «Es muy fácil gritar independencia y quedarse después cruzado de brazos», dijo.

Se refirió, posteriormente, al problema de Navarra y manifestó que él quería «una Euskadi no desmembrada, y puedo decirlo con credenciales tan buenas o mejores que cualquier otro. Pero si seguimos dando la imagen de un pueblo ensangrentado, el grito de Navarra es Euskadi no va a ser posible llevarlo a la realidad. La voluntad del pueblo navarro no se puede dejar aparte con sólo este grito».

 

< Volver