Insiste en que Francia "nos está haciendo un daño horroroso". 
 Ballesteros da los nombres de la plana mayor de ETA     
 
 Diario 16.    04/05/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

actuó en el secuestro del señor Suñer como representante de ETA.»

«En el caso de Suñer hay dos actuaciones de abogados. Una, del señor Ortiz Cañábate, correcta, irreprochable, en nombre de la familia. Y otra, del señor Rúa -Balerdi, que no actúa como representante de la familia, sino de ETA." Estos son mis datos como jefe del Mando Antiterrorista.»

Insiste en que Francia «nos está haciendo un daño horroroso»

Ballesteros da los nombres de la plana mayor de ETA inhibición sobre ETA. El comisario facilitó los nombres de la plana mayor terrorista y se quejó de la puesta en libertad del abogado Ruiz Balerdi.

El jefe del Mando Único Antiterrorista, Manuel Ballesteros, insistió ayer en unas declaraciones al diario «ABC» que Francia nos está haciendo un daño horroroso con su Madrid — «Los órganos directivos de ETA —añadió— están en territorio francés, su estructura está allí, la cabeza dirige desde allí.»

Ballesteros manifestó también en la entrevista que el comité ejecutivo de ETA, a febrero de 1981, está formado por Domingo Iturbe, «Txomin»; Eugenio Echeveste, Antxon»; Múgica Darmendia, «Paco»; Juan Lorenzo Lasa, Txiquierdi»; José Luis Ansola, «Petto el viejo», Juan Ramón Aramburu, y Juan Ángel Urruticoechea. Los siete residen normalmente, en Francia.

Esta cabeza —añadió— tiene tres ramas: el aparato político, mandado por Antxon, con una oficina de propaganda en la que está Eloy Uñarte, que lleva el departamento de prensa; el aparato militar, dirigido por Iturbe Abasólo, con Juan Lorenzo Lasa como jefe de los comandos especiales, y el internacional, que está a las órdenes de Urriticoechea, con Francisco Javier Larreategui como segundo.

Los comandos ilegales los dirige Lasa, según el comisario, y los legales, Mágica Darmendia, En los comandos ilegales hay subdivisiones operativas para la margen izquierda de la ría de Vizcaya, Eibar, Álava, Guipúzcoa y otro para Madrid y resto de España. Luego, en los apéndices está la logístíca, a cargo de Gararde, los mugalaris» para el paso de fronteras, y están las finanzas, que dirige Ibarguren Aguirre.

Luego dijo también que ningún fenómeno terrorista puede subsistir sin apoyos.

ETA tiene un cierto apoyo aparte de la sociedad vasca, que entiende que ha sido, marginada ´históricamente, que cree que sus derechos han sido pisoteados y su cultura repudiada por el centralismo.

Precisó, asimismo, que es un hecho que ETA se ha entrenado en Libia, en Argelia, en Líbano, en Yemen del Sur, y ahora está entrenándose en las guerrillas de El Salvador y de Nicaragua. La conclusión salta a la vista, nos guste o no:´se trata de países en la órbita de Moscú, con regímenes marxistas.

Lo más escalofriante

Preguntado qué es lo más escalofriante que ha descubierto en ETA dijo que quizá la frialdad con que un comando legal recibe una orden de Txomin de «ejecutar» a alguien, como ellos dicen. Lo trágico es que no preguntan por qué van ´a matar, por qué tienen que matar, por ejemplo, a un vecino, amigo de siempre, con el que están cansados de chatear.

«Simplemente, pasan a Francia, recogen la orden, se acercan a él, lo matan, y se vuelven a casa tranquilamente. Es la más horrorosa falta de libertad para pensar, para revelarse, para decidir. Es el fatalismo por el fatalismo.»

El jefe del Mando Único Antiterrorista dijo también que ETA no corre riesgos. Actúa siempre con márge-nes de seguridad enormes. No se mete en ratoneras. No hay posibilidad de meter infiltrados en ETA; y si, en cambio, en GRAPO, y ya no digamos en la «extrema derecha».

Contestó también sobre el tema del abogado Ruiz Balerdi. «Yo, como español, respeto y acato las decisiones judiciales, pero esta última de la liberación del abogado Ruiz Balerdi no la comparto. No tengo la menor duda, por supuesto, de la honestidad del tribunal y de que ha actuado libremente en conciencia, pero permítanme, como policía, que esté convencido de que el señor Ruiz Balerdi

 

< Volver