La brutal escalada terrorista. 
 Los controles no influyeron sobre el tráfico de forma notable     
 
 El País.    08/05/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Los controles no influyeron sobre el tráfico de forma notable

El impresionante despliegue policial llevado a cabo inmediatamente después del atentado sólo influyó de forma decisiva en el tráfico de la ciudad en las dos horas siguientes al mismo, según informaron fuentes dé la Policía Municipal de Madrid. A partir de entonces, la intensidad de la circulación no fue excesivamente superior a la de un día normal, con la excepción de las carreteras de salida de la ciudad y algunos puntos de la autovia de circunvalación

Las principales dificultades las sufrieron los automovilistas en las vías de salida de la ciudad, donde los controles establecidos en los últimos días, con motivo del atentado contra el general González de Suso, se mantuvieron y, en algunos casos, se incrementaron. Según pudo saber EL PAÍS, la policía operó con siete u ocho controles fijos, que se establecieron en los siguientes puntos: avenida de América (tres controles: uno en el cruce con la calle de Cartagena, otro bajo el puente de Arturo Soria y un tercero aproximadamente a la altura del pueblo de Barajas), Puerta de Hierro, en la carretera de La Coruña, así como en el kilómetro quince de esta autopista; salida de la carretera de Burgos y salida de la carretera de Extremadura.

El resto de los controles se estableció de forma móvil, con duraciones aproximadamente de quince minutos, en distintos puntos de la ciudad, lo que facilitó en todo momento una mayor fluidez del tráfico.

Estos controles afectaron a casi todas las zonas de la ciudad. Sin embargo, los mismos no fueron excesivamente rigurosos, lo que tampoco perjudicó —salvo algunas excepciones— de forma muy notable al tráfico rodado.

Con todo, además del barrio de Salamanca, que resultó más afectado, especialmente hasta primeras horas de la tarde —desde las once de la mañana hasta las tres de la tarde fue un colapso colectivo—, los puntos en los que se notaron frecuentes retenciones y parones fueron los siguientes: Arturo Soria, M-30, en las zonas del Puente de Vallecas y de la avenida de América, paseo del Prado, Diego de León (que estaba prácticamente bloqueada a media tarde, al igual que al paseo de Extremadura) y calle de Serrano.

 

< Volver