La brutal escalada terrorista. 
 Manifestaciones de extrema derecha contra la democracia     
 
 El País.    08/05/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

La brutal escalada terrorista

Poco después del atentado

Manifestaciones de extrema derecha contra la democracia

Grupos de extrema derecha, integrados en su mayoría por jóvenes, protagonizaron a lo largo de la jornada de ayer diversas marchas, concentraciones y saltos por el centro de Madrid, en un intento de capitalizar en contra de la democracia el atentado en el que resultó gravemente herido el jefe del Cuarto Militar del Rey, teniente general Joaquín de Valenzuela, y muertos un teniente coronel, un suboficial y un soldado.

Las manifestaciones fascistas reiteráron gritos de «Viva Tejero» y en demanda de la libertad para el guardia civil golpista, así como de apoyo a la formación de un Gobierno militar. La policía, que vigilaba con un importante despliegue las zonas por las que se registraron las marchas y concentraciones, no procedió contra los manifestantes, que en algunos casos y en pequeños grupos también se concentraron ante el Gran Hospital de la Beneficencia, prorrumpiendo en gritos contra el alcalde de Madrid mientras este penetraba en el centro para interesarse por el estado del general herido.

La policía tan sólo procedió a disolver los diversos grupos de extrema derecha cuando estos intentaron, a media tarde, cortar el tráfico en la plaza de Colón. Ante la carga policial, los grupos, que en ningún momento sobrepasaron las doscientas personas, se disolvieron de manera precipitada, lo que no impidió que algunas personas incendiaran en la calle de Velázquez, a la altura de la calle de Hermosilla, un contenedor de basuras, así como cajas de madera y cartones que hubieron de ser sofocados por una dotación del cuerpo de bomberos.

Las concentraciones de fascistas se iniciaron inmediatamente que informativamente trascendió el atentado registrado en la calle del Conde de Peñalver. Algunos de los presentes en el lugar del atentado portaban banderas nacionales y permanecieron a lo largo de toda la mañana reiterando gritos en contra de la democracia y a favor de los golpistas.

Poco después del mediodía, la primera concentración formada en el lugar del atentado discurrió en manifestación por las calles del Conde de Peñalver, Alcalá y plaza de la Independencia, hasta llegar frente a los jardines del Cuartel General del Ejército. Durante el recorrido, fuerzas de la Policía Nacional, a bordo de motocicletas, intervinieron en algunos momentos para indicar a los manifestantes que circularan por las aceras, ya que la marcha discurrió durante gran parte de su recorrido por el centro de las calles, cortando el tráfico. Ante el Cuartel General del Ejército, los concentrados, además de los gritos a favor de Tejero entonaron el Cara al Sol.

 

< Volver