Autor: Etxarri, Tonia. 
   El presidente de la Diputación alavesa, contra el proyecto de ordenación territorial del País Vasco     
 
 El País.    02/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 5. 

El presidente de la Diputación alavesa, contra el proyecto de ordenación territorial del País Vasco

TON1A ETXARRI, Vitoria

«Como alavés y nacionalista no puedo admitir la redacción del proyecto de ley de territorios históricos que no beneficia a Álava», declaró ayer el diputado general de la provincia, Emilio Guevara (PNV), a la vez que dejaba una puerta abierta a las modificaciones que se puedan producir en el texto presentado por el Gobierno vasco, tras las discusiones que se lleven a cabo en las comisiones parlamentarias. Si la redacción del proyecto legislativo, que pretende regular la ordenación territorial de Euskadi, se aprueba en la Cámara tal como está ahora, el presidente de la Diputación alavesa podría pedir la libertad de voto en el grupo parlamentario nacionalista.

Emilio Guevara, después de leer el texto del proyecto legislativó;del Gobierno autónomo, que fue remitido a la Cámara el pasado viernes, hizo especial hincapié en que su redacción no respeta algunas cláusulas del Estatuto de Autonomía, sobre todo en las relacionadas a los artículos 3 y 37/2, en las que se especifica que no se puede alterar la naturaleza del régimen foral específico o de las competencias de los regímenes privativos de cada territorio histórico.

El presidente de la Diputación, qué presentó el pasado 18 de mayo al Gobierno vasco un proyecto alternativo al texto oficial, declaró a EL PAÍS que tenia la intención de discutir sus propuestas —en las que exige el mantenimiento de la autonomía legislativa y económica de las diputaciones— con el Partido Nacionalista Vasco, ya que «este proyecto pertenece exclusivamente aí Gobierne y sobre él tienen que pronunciarse otros estamentos».

Si las críticas que presenta el presidente de la Diputación alavesa no son tenidas en cuenta a la hora de aprobar el texto en la Cámara vasca, presentará en el Pleno enmiendas personales al texto oficial, e incluso podría emplear el voto de conciencia y romper la disciplina de partido.

Frente a la posibilidad de qué su actitud provoque su dimisión como diputado general. Emilio Guevara señaló que no tiene intención de abdicar: «Estoy aquí para defender lo que juré en mayo de 1979.

 

< Volver