Un policía muerto y cuatro heridos en San Sebastián. 
 Los terroristas accionaron una carga al paso de un convoy de la Policía Nacional     
 
 ABC.    06/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 13. 

Un policía muerto y cuatro heridos en San Sebastián

Los terroristas accionaron una carga al paso de un convoy de la Policía Nacional

SAN SEBASTIAN. Un cabo primero de )a Policía Nacioral resultó muerto y cuatro números de este Cuerpo heridos de distinta consideración en un atentado cometido contra una furgoneta Avia, mediante carga explosiva, que tuvo lugar anoche en San Sebastián.

El cabo primero muerto era Esteban Alvarez Medallo, y pese a que fue trasladado urgentemente a la Residencia Nuestra Señora de Aránzazu, de la capital donostiarra, nada se pudo hacer por salvar su vida.

Los otros cuatro policías nacionales herídos —José María Pilar Iglesias, Fermín López Espino, Vicente Chousa Basanda -y Julio Segade Mendoza— fueran trasladados i este mismo centro —dos— y otros al hospítal de la Cruz Roja, donde, en principio, no se :eme por su vida, ya que tas heridas no revisen excesiva gravedad según las primeras informaciones médicas.

E! atentado fue realizado a fas once y cuarto de la noche, cuando un convoy de siete furgonetas Avia se dirigía a los acuartelamientos de Loyola, en el barrio del mismo nombre de San Sebastián, después de realizar diversas patrullas por la ciudad.

Los autores deh atentado se habían colocado a una distancia de unos 300 metros de la autovía de circunvalación por la que pasaría poco después el convoy.

La carga, compuesta por diez tolos de metralla y varios kilos, todavía sin determinar, de «goma-2», fue accionada por los terroristas al paso de ios vehículos policiales mediante un impulsor eléctrico. El paraje donde se realizó el atentado está deshabitado y la carga fue situada en una cuneta.

La explosión alcanzó la parte derecha del Avia, que quedó destrozada, y si vehículo sufrió ios impactos de la metralla, que ocasionaron la muerte y las heridas de los policías nacionales, tras ser lanzado a una gran distancia.

, Inmediatamente después de producirse la explosión se produjeron momentos de confusión y las fuerzas policiales que acompañaban al vehículo que sufrió el atentado se desplegaron para intentar dar con tos autores, mientras se procedía urgentemente a trasladar a los heridos a centros médicos de San Sebastián.

La Policía Nacional y otros Cuerpos de Seguridad del Estado montaron controles en diferentes puntos de acceso y salida a San Sebastián.

En el lugar de la explosión se apreciaban restos de la carrocería del vehículo, el protector de autopistas doblado y un gran agujero en e! suelo, al igual que numerosos cristales,

La furgoneta, una Avia maírícula CPN-091B-A, transportaba, en el momento tie producirse el atentado terrorista, a seis policías nacionales, según informaciones facilitadas por el capitán del Cuerpo que estaba a cargo de las investigaciones oculares sobre el terreno de tos hechos,. por lo que se deduce que uno de los miembros de la dotación salió ileso dei atentado,

Al parecer, tos policías nacionales víctimas del atentado pertenecen a una compañía de la Reserva General procedente de La Coruña.

Fuentes de ia Policía Nacional indicaron que el hecho de que lleváramos varias semanas" de relativa calma en !a actividad de los grupos terroristas que operar» habitualmente en eí País Vasco no ha significado nunca para las Fuerzas de la Seguridad del Estado ¡a desaparición de las amenazas que padecen. «La amenaza —reiteraron— es permanente. Cualquiera de los componentes de las Fuerzas de Seguridad del Estado en el País VAsco está permanentemente amenazado.»

 

< Volver