Autor: Jáuregui, Fernando. 
 Denegada la extradición del etarra Linaza. 
 El Gobierno decide contra el Tribunal de París     
 
 Diario 16.    09/06/1981.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

El Gobierno decide contra el Tribunal de París

Fernando JAUREGUI

Madrid - Las relaciones hispanofrancesas sufrieron ayer un serio revés al anunciar el primer ministro galo, Fierre Mauroy, la decisión negativa de su Gobierno a conceder la extradición del miembro de ETA Tomás Linaza. Un tribunal de París había sentenciado favorablemente la extradición el pasado día 3.

Las declaraciones de Mauroy, en una conferencia de prensa en Lille, al norte de Francia, se producen precisamente a cinco días de la visita oficial que el ministro de Exteriores francés, Claude Cheys-son, debía realizar a Madrid, Aunque no existen opiniones definitivas al respectarse cree que el viaje de Cheysson queda «seriamente comprometido» con este paso del «premier» francés. Igualmente, el viaje que el presidente Calvo-Sotelo tenía pensado realizar «próximamente» a París queda seriamente en entredicho.

Anoche, nada más tener conocimiento de la noticia a través de la Embajada española en París, el ministro español de Exteriores, José Pedro Pérez-Llorca, llamó al embajador francés en Madrid, Raoul Delaye, para «evacuar consultas». Aunque nada ha trascendido de la entrevista, se sabe que Delaye permaneció más de media hora despachando con el ministro.

Con el pretexto de que «Francia es la patria de los derechos humanos», Mauroy anunció la decisión de su Gobierno.

Paralelamente, el Gobierno francés prepara una nueva ley de amnistía, que, entre otras cosas, podría significar la puesta en libertad de 25 presos vasco-españoles; al menos sobre una docena de ellos pesan peticiones de extradición españolas.

El agravamiento de las relaciones, ya tradicionalmente frías, franco-españolas podría llegar, incluso, a comprometer la «ofensiva europea» que el Ministerio español de Exteriores preveía para este mes de junio. La llegada de Cheysson se complementaba con la que, dos días antes, efectuará

el ministro Perez-Llorca tenía pensado, además, viajar dentro de este mismo mes de junio a Dinamarca y Grecia, ambos países miembros de la CEE y de la OTAN.

Cooperación

La cooperación en la «lucha antierrorista» planteada por el Estado español era uno de los puntos fuertes previstos para la breve estancia de Cheysson en Madrid. La adhesión española a la Comunidad Económica Europea —de la que Francia se ha erigido en uno de los principales obstáculos— y su ingreso en la OTAN —de la que Francia es miembro, aunque no pertenezca al «club militar» atlántico— completaban el temario.

Las declaraciones ¿te Mauroy han sentado particularmente mal a la diplomacia española, fundamentalmente por el razonamiento dado para la negativa a la extradición: «Francia es tierra de asilo para los proscritos políticos», olvidando que el Tribunal de París, en su razonamiento favorable a la extradición, hablaba de los «crímenes vulgares» de Linaza. Justificando su decisión, Mauroy señaló que «esto no quiere decir que el terrorismo vasco vaya a poder actuar libremente en Francia», lo que ha sido considerado en medios diplomáticos españoles como una negativa de cooperación cuando el «terrorismo vasco» se produzca en España.

La decisión del Gobierno socialista francés supone, igualmente, colocar en una situación comprometida al PSOE, cuyos dirigentes estudiaban ayer la posibilidad de emitir un duro comunicado condenando la primera decisión ques el régimen de Mitterrand adopta con relación a España.

Ignacio Camuñas, presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores del Congreso, manifestó a raíz de las declaraciones del primer ministro francés Fierre Mauroy, que «es una muy mala noticia. Después de la sentencia judicial, pone en entredicho al Gobierno francés y, además, no está dentro de la mejor tradición de respeto a la división de poderes».

 

< Volver