Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 Bilbao. 
 El alcalde hizo quemar mil libros     
 
 Diario 16.    23/06/1981.  Página: 1, última. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

Bilbao

El akalde hizo quemar mil libros

Bilbao:

Juan Manual IDOYAGA,

Corresponsal

El alcalde de Bilbao, Yon Castañares (PNV), se ha hecho esta mañana responsable de «la retención de la edición» de mil ejemplares de un libro ganador del concurso de cuentos Villa de Bilbao. Concejales abertzales le acusaron ayer de ser un Torquemada que ordenó la quema de esos libros, y el Ayuntamiento bilbaíno no ha desmentido que el destino de esos ejemplares fuera la hoguera.

Según el comunicado de la Alcaldía bilbaína, Castañares ha impedido la difusión de los ejemplares por entender que su contenido «puede herir la sensibilidad de un porcentaje alto de bilbaínos».

El destino final de los libros que recopilan los cuentos premiados en el concurso Villa de Bilbao, celebrado el pasado año, sigue siendo una incógnita, aunque todo apunta a que fueron condenados a la purificación por el fuego.

Porque «podían herir la sensibilidad de los bilbaínos»

El alcalde de Bilbao, acusado de la quema de mil libros

El destino final de un millar de libros que recopilan los cuentos premiados en el concurso Villa de Bilbao, celebrado el pasado año, condenados a la purificación por el fuego por el propio alcalde, Yon Castañares, era una incógnita que se mantenía en el más absoluto secreto, durante toda esta- mañana, en el Ayuntamiento bilbaíno.

Aunque a últimas horas de la tarde de ayer se podía comprobar en el propio Ayuntamiento el insistente rumor que circulaba entre los funcionarios a los que se habría encargado la destrucción de la edición, que los libros habían sido quemados, por la mañana se había lanzado sobre el caso un auténtico manto de silencio y nadie ofrecía una pista segura sobre su paradero.

Llamada al orden

El alcalde, reunido, rehusaba cualquier declaración

a la prensa;"los ordenanzas, vehículo por el que, según los primeros informantes, se filtró la noticia, evitaban cualquier comentario sobre el tema, y los concejales de la oposición que querían confirmar la noticia sólo obtenían evasivas porque «el alcalde nos ha llamado al orden por la indiscreción».

Lo cierto es que uno de los responsables de los ordenanzas municipales había puesto sobre la pista a los concejales de la oposición de que el millar de volúmenes podrían haber sido quemados por orden del alcalde. Según estos funcionarios, la orden (le depuración para la edición fue dada por entender, la primera autoridad, municipal que el cuento titulado «Epitafio del desalmado Alcestes Pelayo», escrito por Juan Jesús Fernández de Zetana, que obtuvo el primer premió, tiene un lenguaje «soez».

El fallo del concurso de cuentos se produjo en diciembre pasado, participando en el jurado los escritores Ramiro Pínula, Luis de Castresana y Gregorio San Juan y el presidente de la Comisión de Cultura, señor Olaechea. La comisión permanente aprobó costear la publicación de una edición de mil ejemplares.

Elogio del alcalde

Lo destacable del caso es que el propio Yon Castañares había escrito el prólogo de los libros en tono elogioso, señalando que «el cuento, mal considerado por algunos como el hijo pobre de la narrativa, tiene un encanto propio y desde luego el suficiente como para que se le tenga en cuenta a todas las instancias.

Buen ejemplo, en este sentido, son los que ahora publicamos».

Al parecer, las reacciones suscitadas en algunos medios de su propio partido después de que se repartieran ejemplares de los libros en algunos centros escolares han hecho cambiar el criterio de Castañares,

 

< Volver