Autor: Etxarri, Tonia. 
 Marcelino Oreja despacha hoy con el presidente del Gobierno. 
 Clima de tensión ante la entrevista Calvo-Sotelo-Garaikoetxea     
 
 El País.    24/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Marcelino Oreja despacha hoy con el presidente del Gobierno

Clima de tensión ante la entrevista Calvo Sotelo-Garaikoetxea

TONIA ETXARRI, Vitoria

En un clima de tensión entre las dos administraciones en relación al desarrollo estatutario, y con el segundo informe de la comisión que preside el profesor García de Enterría, como telón de fondo, el presidente del Gobierno central, Leopoldo Calvo Sotelo, y el presidente del Gobierno vasco, Carlos Garaikoetxea, celebrarán un encuentro mañana en Madrid, a fin de intentar superar las discrepancias en materia autonómica.

Las transferencias no asumidas por el País Vasco, la comisión de expertos y las negociaciones del cupo serán ios principales temas que se abordarán en ía Moncloa.

La expectación que se había originado en torno al tenso diálogo mantenido en las últimas semanas entre la Administración central y la vasca adquirió ayer mayores dimensiones en el palacio de Ajuria Enea, en Vitoria, cuando —tras la habitual conferencia de Prensa del portavoz del Ejecutivo autónomo— sé celebraba una sesión de trabajo entre el delegado del Gobierno, Marcelino Oreja, y el presidente de la representación vasca en la comisión mixta de transferencias, Mario Fernández. Los «escasos acuerdos» habidos en traspasos de competencias, según diría el propio presidente de la comisión, fue uno de los temas que —junto a la negociación del cupo y el informe de la comisión de expertos— se trataron en la sesión de ayer, en la que también participó el presidente del Gobierno vasco.

A pesar de que ambas partes intentaban restar importancia a un encuentro —que fue calificado por el propio delegado del Gobierno de «cambio habitual de impresiones»—, lo cierto es.que la preocupación del Ejecutivo vasco ante el proceso de desarrollo autonómico fue el principal exponente de la reunión, teniendo en cuenta que Marcelino Oreja despachará hoy en Madrid con el presidente Leopoldo Calvo Sotelo para tratar temas relacionados con la comunidad autónoma, y que probablemente serán expuestos por el propio lendakari. Carlos Garaikoetxea.

Aunque no existe agenda concreta en el encuentro que celebrarán los dos presidentes, el lendakari se presentará en Madrid, según explicó ayer en Vitoria el portavoz del Ejecutivo, Ramón Lavayen, con los «informes correspondientes» relacionados con los puntos concretos que el Gobierno vasco considera que no son fruto de una fiel lectura del Estatuto.

Problemas complejos

La presentación del real decreto-ley relacionado con la tesorería general de la Seguridad Social mediante el criterio de caja única es un motivo de preocupación del Gabinete vasco. Este era uno de los principales caballos de batalla en las negociaciones en el seno déla comisión mixta de transferencias. Mientras el Gobierno vasco pedía facultad de recaudación de las cuotas de la Seguridad Social, el Gobierno central entendía que dicha facultad por parte de la comunidad autónoma no suponía otra cosa que una actividad de mera gestión dé las necesidades del Estado. Ayer, Mario Fernández recordaba —en unas declaraciones concedidas a EL PAÍS— que la disposición transitoria quinta del estatuto contempla la gestión del régimen económico de la Seguridad Social «dentro de un carácter unitario y no único».

Al finalizar la sesión en Ajuria Enea el delegado del Gobierno, Marcelino Oreja, comentaba a los periodistas que la negociación de las transferencias no estaba siendo fácil. «La parte proporcional a un 30% del presupuesto nacional ha sido ya transferida a la comunidad vasca. Hay un margen de transferencias que se ha cumplido, y otro amplio que queda pendiente. Hay problemas complejos y difíciles, pero todavía quedan algunas fechas antes de la dispersión veraniega, y confío en que en este tiempo puedan verse buenos resultados».

Por último, el Gobierno vasco recordaba ayer su desautorización a las conclusiones de la comisión de expertos, ya que las comunidades autónomas no han sido consultadas en ningún momento. «Es inútil que estemos negociando anexos concretos de transferencias si mientras tanto se establecen unos marcos de los que se pretende tengan rango de ley orgánica que vayan a regular el proceso».

 

< Volver