Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
   "No nos une nada con ETA"  :   
 Onaindía afirma que E. E. Mantendrá su independentismo y acatará la Constitución. 
 Diario 16.    25/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Mario Onaindía, dirigente de Euskadiko Ezkerra y secretario general reelegido de EIA, explica su

alejamiento de ETA (p m) en función de encontrarse dentro La mayoría numérica de Euskadi que «está en favor de las libertades nacionales». Su partido man tiene sus posturas independentistas y es partidario del acatamiento de la Constitución. Onaindia explica también la evolución de su partido en función de las experiencias de los socialistas del CERES francés y el ala izquierda de los laboristas ingleses.

«No nos une nada con ETA»

Onaindía afirma que E E, mantendrá su independéntismo y acatará la Constitución

Juan Manuel IDOYAGA

CON la decisión de E1A de autodisolverse para integrarse en Euskadiko Ezkerra y la posterior constitución de esta coalición en partido no se renuncia a «la formación de un País Vasco independiente a nivel político, sino, al contrario, se pretende compaginar las cuestiones que han estado divididas y a veces encontradas: la defensa de los trabajadores en manos socialistas y la cuestión nacional en manos de los nacionalistas»..

Esto piensa, al menos, Mario Onaindía, flamante secretario general reelegido por unanimidad en el congreso de su partido recién celebrado y hombre que ha planificado esta evolución hacia posiciones menos doctrinales y más pragmáticas que parece caracterizar ahora a la nueva Euskadiko Ezkerra.

-De todas formas, ordinarias aclara que «lo que nos diferenciaría de otras opciones sería si esta independencia se va a conseguir de una forma democrática, respetando la voluntad popular del conjunto de los vascos, o suplantando esta voluntad».

«Una de las conclusiones más importantes de la nueva línea surgida del congreso es la defensa de las libertades democráticas, que antes interpretábamos como una vía instrumental para que los trabajadores tomaran el poder, sin saber si luego se mantendrían o no, pero que ahora las consideramos tan sustanciales como la misma liberación nacional o el propio socialismo.

Los «poli-milis»

«Para nosotros el Estatuto suponía un cambio y una transformación de la sociedad vasca, y en este sentido también nosotros nos hemos transformado», señala el secretario general reelegido, que enfoca también la crítica «liquidácionista» que" se le achaca.

«Ellos son miembros de una organización (ETA p-m) con la que no nos une nada, excepto los orígenes.

Ahora, aceptamos sus críticas con respetó, pero pensamos que en este tema están bastante equivocados.

En el análisis del origen de la violencia en el País Vasco, Mario Onaindía recuerda que «la situación de Euskadi se debe a errores de Madrid y a los abusos de la Policía y de las FOP en este país; Por eso muchas de las respuestas que se dan a esta situación pueden considerarse moralmente legítimas, porque son respuestas a recortes de las libertades democráticas.

Pero hay que plantearse si esta respuesta armada, que pasa por la muerte de personas, sirve para que se resuelva el problema o, por el contrario, no estarán creando una dinámica de muertes y torturas que habrá que romper por algún lado».

«Hoy en Euskadi hay un cincuenta o un sesenta por ciento de la población definida en favor de las libertades nacionales. Somos la mayoría. Por es.o no podemos hacer una política de resistencia,, sino implantar esa mayoría numérica. Lo que hace falta es que los políticos sepan encauzar este caudal hacia soluciones auténticas, de fondo y no hacia ilusiones que con el tiempo están resultando ser falsas.»

Esta concepción pragmática del futuro ha inclinado a EE a buscar una solución que aglutine a nacionalistas, socialistas y comunistas en un solo partido y para ello dejan de lado las posiciones maximalistas y ceden en el campo ideológico, «pero el nuevo partiodo será ideológico y ño populista. Se trata de buscar un partido que encuadre a Comunistas, socialistas y defienda mejor, que lo ha hecho antes la burguesía, las libertades nacionales».

El PNV, una broma

En este sentido Mario Onain día crítica las afirmaciones formuladas por los dirigentes del PNV en el sentido de que en su partido caben también las posturas que aglutinen la defensa de los trabajadores y las libertades nacionales.

«Es una broma. Hace unos días informó un medio estatal sobre una ponencia socioeconómica del Partido Nacionalista Vasco en la que se hacen afirmaciones que no difieren de las que haría en su día José Antonio Primo de Rivera o actualmente los militares argentinos.

Esto es muy duro, pero se afirma que el régimen político que debe implantarse en Euskadi debe estar tan alejado del socialismo Como del capitalismo y debe basarse sobre las esencias nobles de los vascos. Esto son afirmaciones que en todo el mundo hace no sólo la derecha, sino la extrema derecha. No se si es más cuestionable el aspecto ilusorio o la ignorancia política de estas declaraciones.»

«Lo que nosotros vamos a plantear en el congreso de Euskadiko Ezkerra es un programa socioeconómico que ofrezca para los trabajadores de Euskadi y para el conjunto del pueblo una salida a la actual crisis económica hacia el socialismo. Un programa en el que se esboce el papel que tiene que jugar la reconversión industrial, que es inevitable en este país con un amplio sector público y el papel de los trabajadores en la empresa.»

Alianzas

Finalmente, Onaindía advierte que su política de alianzas presenta una alternativa propia y en ninguno de los Casos «somos partidarios de una alianza estable a muy largo plazo con las mismas fuerzas para excluir al resto».

«Nuestra alternativa propia hace que en la práctica estemos del lado del Partido Nacionalista cuando se enfrenta a Madrid, y del Partido Socialista para conseguir objetivos de izquierda.»

Sin embargo, Onaindía advierte que la posible entrada de las bases del PC de Euskadi en Euskadiko Ezkerra es un problema exclusivo de los comunistas.

«El PCE de Euskadi ha dado un paso importante en su ultimo cuarto congreso para esta confluencia, pero tenemos que advertirle que no es posible llevar una política carrillista a nivel estatal y la política de EE a nivel de Euskadi. Tienen que decidirse rjor una política nacional, antirrepresiva, cuestionando ese pacto con la CEOE en Madrid o por la política que nosotros preconizamos.»

En su análisis sobre las relaciones con HB, Onaíndía-reonoce que, «hasta ahora, las críticas entre las dos formaciones han sido duras y agrias, pero que hay que plantearlas ahora en el terreno de la crítica respetuosa. Nosotros éramos tan radicales como HB hace cuatro años. Esperamos que ellos cambien también».

La Constitución

AI responder a una pregunta puntual sobre la postura de EE en torno a la reforma del reglamento de Congreso y sobre la necesidad de acatamiento a la Constitución, Onaindía ha sido claro: «Rechazamos en su día la Constitución porque no recogía el derecho de autodeterminación. Después conseguimos logros concretos en ese terreno, en un Estatuto de autonomía constitucional. En consecuencia, acatamos la Constitución y en la fórmula del juramento seremos consecuentes.»

No se renuncia a la formación de un País Vasco independiente a nivel político Acatamos la Constitución y en la fórmula de juramento seremos consecuentes

 

< Volver