Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 Lo reivindicaron el BVE y la Triple A, pero la Policía sospecha de ETA. 
 Confusión sobre la autoría de los asesinatos de Tolosa     
 
 Diario 16.    26/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Lo reivindicaron el BVE y la Triple A, pero la Policía sospecha de ETA

Confusión sobre la autoría de los asesinatos de Tolosa

Dos organizaciones ultraderechistas —el BVE y la Triple A— reivindicaron el asesinato de dos jóvenes vascos en la localidad guipuzcoana de Tolosa, aunque la Policía se apresuró ayer mismo para aclarar que, según sus informaciones, la autoría del atentado podría correr a cargo de un comando de ETA. Permanece la confusión.

Bilbao:

Juan Manuel IDOYAGA,

Corresponsal

La paternidad de este atentado se mantiene todavía dentro de una cierta confusión, al asegurar medios policiales que los autores pudieron ser miembros de un comandó de ETA, «que se equivocó, atacando al grupo de los tres representantes de comercio, confundiéndoles con policías».

En contra de este argumento, los sectores nacionalistas de Tolosa, no se explican cómo pudo ETA atacar a los presuntos policías, precisamente, en el momento en que salían de un establecimiento cuyo propietario, Juan José Arruti, había estado involucrado en las actividades de la organización terrorista, comprometiendo así a los dueños del establecimiento.

Estos sectores recuerdan, además, aue la Policía sospecho de ETA en el atentado de Alonsotegui, en Vizcaya, cuando se produjo un atentado similar que costó la vida a la esposa de otro militante del PNV y que fue reivindicado también por la extrema derecha.

E1 Batallón

El hecho concreto es que a las reivindicaciones recogidas en dos diarios donostiarras a nombre del Batallón Vasco-Español habría que añadir ahora una tercera, recogida en la emisora de Radio Nacional de España en San Sebastián, en la que se atribuye el atentado a la Triple A.

Los partidos políticos parlamentarios están, sin embargo, a la espera de un comunicado de ETA que reconozca o rechace el atentado. Se recuerda aquí que al menas en tres ocasiones ETA (m) cometió errores similares a los que ahora sospecha la Policía que ha posido incurrir y reconoció

su equivocación en los tres casos.

Para una valoración definitiva del caso, los distintos partidos políticos vascos se encuentran a la espera de alguna reacción de los etarras.

Entre tanto, y sea quien fuere la organización que ha protagonizado el atentado, los partidos parlamentarios y los sindicatos convocaron una manifestación para ef rnediodia de hoy y un paro simbólico de diez minutos. La manifestación llevará el slogan «Por la paz, la libertad y la democracia; contra el terrorismo y la violencia».

El partido mayoritario vasco, al que pertenecía uno de los muertos, Iñaki Ibarguchi, ordenó ayer cerrar las batzokis y colocar a media asta la ikurriña, con el. fin de que los afiliados pudieran acudir masivamente al funeral de su compañero en Miravalles.

Hablaban castellano

Alguna luz sobre el asunto podría surgir de las declaraciones del dueño del vehículo Seat 124, de color rojo, matrícula de San Sebastián 6949-B, que se sospecha pudo ser utilizado por el comando para huir del lugar del atentado.

Efectivamente, Miguel Amiano Beloqui, de cuarenta y siete años, soltero y vecino de Tolosa desapareció poco después de salir de su casa hora y media antes de producrise el atentado y que fue hallado ayer en el alto Bidania, en Navarra.

Atado a un árbol

Miguel Amiano se encontraba en la tarde de ayer muy afectado después de haber estado durante veintidós horas atado a un árbol, con unas cadenas, en el paraje conocido por Santucha, en el alto de Bidania.

Un vecino que había podido oír de sus propios labios la versión de lo ocurrido ha señalado que «el secuestro de Miguel se produjo a las dos de la tarde por parte de dos individuos jóvenes que le amenazaron con pistolas y le trasladaron al alto de Bidania, donde le dejaron atado a un érbol con cadenas».

•• Hoy habrá una manifestación conjunta de los portillos y sindicatos en Bilbao, Vitoria, San Sebastián y Pamplona en repulsa del terrorismo

 

< Volver