El herido continúa en estado de extrema gravedad. 
 ETA disparó contra los estudiantes creyendo que eran policías     
 
 ABC.    26/06/1981.  Página: 6. Páginas: 1. Párrafos: 14. 

El herido continúa en estado de extrema gravedad

ETA disparó contra los estudiantes creyendo que eran policías

SAN SEBASTIAN (agencias). Continuaba ayer por la mañana en estado ae gravedad el joven Pedro Martínez, herido en un atentado perpetrado en Tolosa, en el que murieron otros dos jóvenes.

Según el parte médico facilitado en la residencia Nuestra Señora de Aránzazu, de San Sebastián, donde se encuentra internado, Pedro Martínez sufre «shock» por heridas múltiples de balas.

Según el primer parte médico oficial facilitado por la citada residencia sanitaria, el estado del paciente es muy grave y necesita ventilación asistida.

La munición empleada en el atentado es la que habitualmente utiliza la organización ETA militar; sin embargo, el Batallón Vasco-Español, en llamadas telefónicas a «Egin» y «Diario Vasco», se ha atribuido el atentado.

Fuentes especiafizadas no han tenido muy en cuenta esta posible autoría, ya que el Batallón Vasco-Español hasta el momento nunca ha avisado al diario «Egin» para atribuirse atentados.

Fuentes policiales estiman que fue ETA militar la autora del atentado. Los terroristas se equivocaron y dispararon contra los tres estudiantes pensando que eran funcionarios de Policía.

Los jóvenes fueron confundidos con inspectores, ya que desde hacía tiempo el restaurante Beti Alai, del que las víctimas salieron, sobre las cinco de la tarde, después de comer, era vigilado por la Policía.

A este dato se añade el hecho de que usaran un coche Seat 124, parecido a uno utilizado por la Policía en estas vigilancias.

Según Efe, el restaurante Beti Alai, situado en la caite Arosteguieta, de Tolosa, era vigilado con frecuencia desde que su propietario, Juan José Arruti López, huyó hace un año tras haber sido identificado como presunto miembro de un comando legal de ETA.

Funcionarios de Policía frecuentaban el restaurante, donde comían y cenaban, por si era visto Juan José Arruti López, hecho éste que debió ser advertido por algún informante de ETA.

Las fuentes informantes han señalado que el asesinato ha sido efectuado por un comando legal de ETA militar y que la llamada a dos diarios vascos en nombre del Batallón Vasco-Español, atribuyéndose el atentado, ha sido hecha por los propios autores, tras conocer su fracaso.

El BV-E —se ha precisado a Efe— no actúa como ha ocurrido en esta ocasión: con

metralletas, a cara descubierta, a la luz del día y abandonando el lugar a pie.

Además de estos datos, una nota del Mando Único Antiterrorista difundida por el Gobierno Civil de Guipúzcoa indica que otro indicio que señala a ETA como autora es el hecho de que los concejales de Herri Batasuna del Ayuntamiento de Tolosa se abstuvieron en la condena del atentado propuesta por el alcalde.

La nota añade´ que ETA militar ha sufrido un duro quebranto en su organización e infraestructura y trata por todos los medios de sembrar el terror, aunque sea de forma indiscriminada, por lo que se previene a la población para que adopte la máxima precaución y colabore ante esta nueva ola de violencia.

 

< Volver