Tras entrevistarse con Calvo-Sotelo, Garaicoechea, poco optimista. 
 Divergencias de fondo "realmente graves" entre Madrid y Vitoria     
 
 ABC.    26/06/1981.  Página: 9. Páginas: 1. Párrafos: 10. 

Tras entrevistarse con Calvo-Sotelo, Garaicoechea, poco optimista

Divergencias de fondo «realmente graves» entre Madrid y Vitoria

MADRID. «Existen discrepancias de fondo entre el presidente del Gobierno, Calvo-Sotelo, y el Gobierno autónomo vasco», declaró Carlos Garaicoechea a la salida de su entrevista con el Jefe del Gobierno de la nación, a las dos y media de ia tarde de ayer. Dicho encuentro se prolongó por espacio de una hora y cuarto, y en él estuvo presente el delegado general del Gobierno en el País Vasco, Marcelino Oreja.

«No ha habido tensión en la conversación, porque nunca ha habido tensión en mis conversaciones cor el jefe del Gobierno, pero insisto en que existen motivos de discrepancia, tanto en e) ritmo como en temas de fondo, que son los realmente graves», afirmó Garaicoechea.

Señaló que habían abordado también temas de Estado y que «el presidente Calvo-Sotelo me ha reafirmado su voluntad de llevar adelante e! proceso autonómico vasco, con arreglo al Estatuto».

Dijo en otro momento que se habían acordado una serie de mecanismos para que la comunicación sea más fluida, y se acordó igualmente una nueva reunión para el próximo mes de julio. «A ver si en la próxima ocasión e! panorama se presenta más risueño», señaló Garaicoechea.

Preguntado por los motivos concretos de queja deí Gobierno autónomo vasco, el «lendakari» contestó: «Encontramos aspectos no excesivamente satisfactorios, como es el hecho de que durante el primer semestre del presente año no se ha llegado a acuerdos concretos en la Comisión mixta de transferencias, así como que apenas ha habido decretos para desarrollar los acuerdos existentes hace tiempo.»

«Apenas se han cumplido —dijo Garaicoecha— algunos apartados del Estatuto de autonomía», y manifestó su desacuerdo con diferentes proyectos legislativos del Gobierno, tales como la ley de Autonomía Universitaria y la de Régimen Local, así como con el decreto-ley de Reconversión Industrial. Afirmó que se trataba de una queja general, y que no ponía en tela de juicio la voluntad del Gobierno por desarrollar el proceso autonómico vasco.

Preguntado si Calvo-Sotelo había argumentado con lo que se ha venido en llamar «venta de frustraciones» por parte del Gobierno autónomo vasco. El «lendakari» dijo: «Es lógico que al Gobierno no le gusten todos los aspectos de la política que desarrolla e! Gobierno vasco, entre otras cosas, porque somos de diferentes partidos y tenemos puntos de vista distintos para enfocar los problemas, pero quiero decir que eso que se ha venido en calificar como "venta de frustraciones", por nuestra parte, es un tópico sin sentido, ponqje si "vendiésemos frustraciones" demostraríamos que nuestra estrategia no está teniendo éxito. Pero tenemos la obligación de decir la verdad a nuestro pueblo, cuando ésta sea grata e ingrata.»

Por último, Carlos Garaicoechea afirmó: «Tenemos fe y esperanza en el futuro, porque si hemos resistido en peores circunstancias, ahora seremos capaces de encontrar solución a los problemas.»

Mediante Sos correspondientes reales

decretos, que publicó ayer el «Boletín Oficial de) Estado», se producen nuevos traspasos de competencias o servicios a comunidades autónomas o entes preautonómicos.

Por uno de ellos se traspasar» a la comunidad del País Vasco servicios del Estado en materia de reforma y desarrollo agrario. Por otro, te son asimismo traspasados servicios del Estado en materia de industria, energía y minas.

 

< Volver