El Grupo Autónomo de Autodefensa de Euskadi. 
 Desconocidos reivindican el atentado de Hernani     
 
 Diario 16.    27/06/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 10. 

El Grupo Autónomo de Autodefensa de Euskadi

Desconocidos reivindican el atentado de hernán

San Sebastián — Un grupo desconocido hasta ahora, autocalificado como Grupo Autónomo cíe Autodefensa de Euskadi, se atribuyó, esta madrugada, la autoría de] atentado que costó la vida al joven de veinticinco años Antonio Murillo Chacón, en Hernani

En la reindicación, el Grupo Armado para la Autodefensa de Euskadi indicó que había atentado contra Antonio Murillo porque estaba implicado en un asunta de droga.

Ayer, en la localidad guipuzcoana, unas mil personas se manifestaron en protesta por el atentado.

Antonio Murillo Chacón, de veinticinco años, fue asesinado en la madrugada de ayer en la localidad "guipuzcoana de Hernani, al recibir un impacto dé bala en la cabeza que le dispararon uno o varios individuos en el portal dé su domicilio.

El cuerpo del joven fue recogido en el portal de su casa por una ambulancia de la DYA de Guipúzcoa sobre las 4,45 horas de ayer y trasladado a la Residencia Sanitaria de la Seguridad Social Nuestra Señora de Aránzazu, de San Sebastián, en donde confirmaron que presentaba un único disparo en la cabeza que le produjo la muerte.

Antonio Murillo, cuando fue asesinado, regresaba a su casa después de haber estado en la verbena de San Juan con un amigo suyo, del que se despidió antes de llegar al portal.

Según fuentes de la Policía Municipal de Hernani, los terroristas que participaron en el atentado contra Antonio Murillo efectuaron cinco disparos de bala, al parecer, con un revólver.

Apolítico

Antonio Murillo Chacón nació en la localidad de Rúenla"de la Reina (Badajoz) y tenia su domicilio en el grupo de casas Echeverri, en el barrio de La Florida, de Hernani. Trabajaba de camarero en la sala de fiestas Long Play y, según su hermano, «era totalmente apolítico»,

«Estamos totalmente extrañados dé su muerte —declaró una vecina que acompañaba a la madre de la victima en el domicilio de ésta—. Era un chico que hacía una vida normal, que no estaba metido en política y que tampoco había recibido amenaza alguna que pudiera esclarecer el hecho,»

 

< Volver