Autor: Laborde Vallverdú, Enrique. 
 Satisfactoria visita de Calvo-Sotelo a París. 
 "La esperanza en esta ocasión es toda una realidad"     
 
 ABC.    03/07/1981.  Página: 1, 6. Páginas: 2. Párrafos: 17. 

Satisfactoria visita de Calvo-Sotelo a París

«La esperanza en esta ocasión es toda una realidad»

PARÍS (Enrique Labórete, corresponsal). «Las conversaciones que he mantenido con el presidente François Mitterrand y con el primer ministro, Pierre Mauroy, han sido extensas, claras y constructivas.

Vuelvo a Madrid con la certeza de que se ha comprendido el alcance y la importancia de la cooperación franco-española; es decir, regreso convencido de que la esperanza, en esta ocasión, no es una vaga palabra, sino toda una realidad», ha declarado el presidente del Gobierno español, Leopoldo Calvo-Sotelo, en su conferencia de Prensa, que ha puesto fin a la visita oficial a París, Invitado por el jefe del Estado francés.

Et presidente Calvo-Sotelo hizo un resumen de su estancia en París. A las doce se reunió en Matignon con el primer ministro, Pierre Mauroy. Asistieron a esta entrevista los ministros francés y español de Asuntos Exteriores, el francés del Interior y los embajadores de Francia en Madrid y de España en París.

Seguidamente, el jefe del Gobierno español se trasladó al palacio del Elíseo, donde mantuvo una entrevista a solas con el presidente Mitterrand de una hora de duración, seguida de un almuerzo, al que asistieron los ministros de Asuntos Exteriores, los embajadores y el secretario general de la Presidencia.

TÉRMINOS MUY FIRMES

«Con el primer ministro y con el presidente de la República —dijo Calvo-Sotelo— he tratado de los problemas fundamentales de las relaciones hispano-francesas y, en primer término, y con la máxima extensión, en uno y otro caso, del terrorismo español y de la colaboración de Francia con España en la erradicación del terrorismo.» «Me voy de París —subrayó— con la certeza de que el Gobierno francés conoce exactamente el alcance de las decisiones que puede adoptar, la importancia y la gravedad que tiene el problema, no sólo para España, no sólo para las relaciones hispano-francesas, sino también para el propio prestigio internacional de Francia.» «Me voy también de París —agregó— con la seguridad de que el presidente de la República y el primer ministro reflexionarán serenamente sobre este problema antes de tomar decisiones en cuanto a la extradición de los detenidos en Francia por delitos de terrorismo. Estoy convencido de que el Gobierno francés, al mismo tiempo que manifiesta su deseo de que Francia sea tierra de asilo, manifiesta, con mayor firmeza si cabe, su decisión de que el territorio francés no pueda ser nunca una base para acciones terroristas y no pueda ser nunca, especialmente, una base para acciones terroristas realizadas en territorio español. Esta decisión —recalcó Calvo-Sotelo—; me ha sido hecha en términos muy firmes, tanto por el presidente de la República como por el primer ministro.

NACIONAL

Entrevistas con Mitterrand y Mauroy

«El territorio francés no será un santuario del terrorismo»

«Hemos hablado también —dijo más adelante— del ingreso de España en la Comunidad Económica Europea y me llevo de París la certeza de que el nuevo Gobierno francés no desea plantear más cuestiones previas antes de entrar en todos los puntos pendientes de la negociación, y creo que en el otoño se abordarán, ya en la recta final, las cuestiones pendientes, que hasta ahora apenas han sido tocadas, y me refiero muy concretamente a los problemas agrícola y pesquero.» «También he hablado —prosiguió— de los propósitos del Gobierno español en relación con la OTAN y he escuchado la confirmación de lo que ya el ministro de Relaciones Exteriores dijo en Madrid. Quiero recordarles que el ministro francés aseguró que para un socialista francés la Alienza Atlántica representa la defensa de los valores de la civilización occidental, de los valores del cristianismo, y añadió que, a juicio de Francia, la Alianza estará siempre incompleta mientras no figure España en ella.»

RELACIONES EFECTIVAS

El presidente Calvo-Sotelo dijo que, además de esos dos temas, se habló de la situación de los emigrantes españoles, así como de la extensión a otras áreas de la cooperación franco-española en materia de política internacional, muy especialmente en las áreas del norte de África, países árabes e Iberoamérica.

Asimismo se ha decidido que antes de finales del verano se entrevistarán en Madrid y en París los ministros del Interior y de Justicia de ambos países y que en fecha próxima lo harán los ministros económicos, en primer término los de Agricultura, todo esto con el fin de desarrollar los acuerdos de principio adoptados hoy y que establecen «por primera vez en las relaciones hispanofrancesas una comunicación permanente y sistemática entre los dos Gobiernos». «El presidente de la República y el primer ministro han insistido en la conveniencia de que para las relaciones entre ambos países se mantenga esta relación permanente y sistemática, relación que se inicia ahora, a los pocos días de constituido el Gobierno francés y de mi breve pero intensa visita.»

Preguntado por el corresponsal de ABC acerca del calificativo que le merecen sus conversaciones con el presidente Mitterrand y el primer ministro, Mauroy, Calvo-Sotelo indicó: «Han sido unas conversaciones que inician una nueva etapa. Se suele decir siempre esto, que algunos considerarán como un tópico, pero confío en que no lo sea. El Gobierno socialista francés ha llegado al Poder con unos propósitos de cambio y su actitud se aproxima a la del Gobierno español, que realiza también en España un cambio importante.

Pienso, aunque pueda parecer ésta una conclusión paradójica, que con el nuevo Gobierno francés el Gobierno español puede establecer unas relaciones efectivas, que vayan directamente, como hemos ido ahora, a los problemas reales, que resuelvan también cuestiones, relaciones como las que en definitiva deben tener dos países vecinos entre los que hay muchos motivos de coincidencia y otros, naturalmente, de discrepancia.»

COLABORACIÓN

A esta conferencia de Prensa han asistido numerosos periodistas españoles, franceses y de agencias, emisoras y televisiones de diversos países. La mayoría de las preguntas se refirieron al terrorismo y el presidente Calvo-Sotelo insistió en los aspectos ya citados en la declaración que hemos dado «in extenso». Un periodista español le preguntó sobre la presencia en el Elíseo de una titulada Comisión del «Tribunal Supremo contra los crímenes del franquismo». Calvo-Sotelo indicó que el hecho de haber sido recibido por un secretario adjunto del Elíseo le llevaba a evocar un pensamiento de Eugenio d´Ors: «La enécdota ha devorado a la categoría.» «Se trata —dijo— de un hecho tan anecdótico como ese titulado Tribunal.»

El presidente insistió en las afirmaciones y garantías qué le han dado el jefe del Estado francés y el primer ministro sobre la lucha contra el terrorismo, y después de contestar a varias preguntas sobre el tema se pasó a la cooperación y al cambio de estilo en las relaciones franco-españolas, que, para Calvo-Sotelo, «son nuevas y se manifestarán como tales en las próximas semanas».

Asimismo dijo que se abordó el tema del Sahara occidental y que existe una coincidencia en el análisis de la situación después de la declaración hecha por Hassan II en Nairobi. «Sobre este tema —indicó— los ministros de Asuntos Exteriores, que se reunirán próximamente, harán una exploración más amplia de las posibilidades de cooperación en el norte de África.» En este sentido, evocó su discurso de investidura en las Cortes el pasado febrero, acerca de la importancia de la colaboración franco-española.

 

< Volver