Autor: Pagola, Javier. 
 El guardia civil Miranda, enterrado en Sevilla. 
 Los terroristas de Oyarzun dispararon con Cetme     
 
 ABC.    07/07/1981.  Página: 11, 12. Páginas: 2. Párrafos: 7. 

ABC/11.

El guardia civil Miranda, enterrado en Sevilla

Los terroristas de Oyarzun dispararon con Cetme

SAN SEBASTIAN (Javier Pagóla). A las once de la mañana de ayer se ofició un funeral «corpore insepulto» por el guardia civil de la Agrupación de Tráfico de Guipúzcoa Luis Miranda Blanca, asesinado en el atentado llevado a cabo por tres individuos contra dos vehículos del citado Cuerpo, en las proximidades de la localidad guipuzcoana de Oyarzun, a primeras horas de la mañana del domingo. A la ceremonia religiosa, celebrada en el salón del Trono del Gobierno Civil de Guipúzcoa, asistieron el general Lacaustra. subdirector de la Guardia Civil; el general Isabelino Cáceres, jefe de la quinta,; zona; el teniente coronel López del Moral, jefe de (a 522 Comandancia ´de la Guardia Civil; el comandante de Marina, el jefe.de Tráfico, el alcalde de la Corporación donostiarra V una representación de la Diputación Fóral de Guipúzcoa, asi como dirigentes dé tos partidos políticos PSOE, UCD y AP.

Mejora el estado del guardia civil herido

A la salida del féretro, dos compañías, de la Guardia Civil y del Ejército, rindieron honores, interpretándose e! himno del benemérito Cuerpo. Ante un ambiente de gran emotividad puesto de manifiesto por tos familiares y compañeros de la víctima, se dieron vivas a España y a la Guardia Civil. Posteriormente, la comitiva fúnebre se trasladó, al aeropuerto de Fuenterrabía, desdé donde el féretro fue transportado a Sevilla, ciudad natal del guardia civil muerto.

Luis Miranda Blanco, natural de Sevilla, casado y con veintiocho años de edad, resultó muerto sobre las seis:da la mañana del domingo, víctima de un atentado llevado a cabo por kes individuos que dispararon contra dos " vehículos del mencionado Cuerpo, uno de ellos camuflado, puesto que estaba destinado al servicio de vigilancia, cuando circulaban por la carretera nacional 1, en tas cercanías >ie la localidad guipuzcoana de Oyarzun. En el mismo atentado resultó herido de gravedad otro miembro de la Benemérita, José Paredero Garrota, por lo que hubo de ser trasladado en una ambulancia de la Asociación de Ayuda en Carretera ál Hospital de ia Cruz Roja en la capital donostiarra.

Se ha sabido, asimismo, que una de Jas armas empleadas por los terroristas fue un Centre, robado el pasado año en Orio. Los dos guardias civiles alcanzados por "tos impactos de bala viajaban, en el momento de perpetrarse el atentado, en el vehículo de la Agrupación de Tráfico", que resultó el más afectado por los impactos.

con anterioridad a producirse el atentado contra el convoy de la Guardia Civil, sobre fas cuatro de la madrugada, varios desconocidos armados se apoderaron de un Talbot al encañonar a su propietário, que en ese momento salía de una discoteca ubicada en el Monte Igueldo, en compañía de varios amigos. A lodos ellos tes dejáron maniatados a unos árboles.

A primeras horas de la tarde del domingo, el director general de la Guardia Civil, general Aramburu Topete, se trasladó a San Sebastián a fin de visitar la capilla ardiente, que había sido instalada a las diez de la mañana en el Gobierno Civil. El delegado en funciones del Gobierno el País Vasco, Fernando Jiménez, y el genera) jefede fa quinta zona de la Guardia Civil visitaron asimismo la capilla ardiente.

MEJORÍA DEL ESTADO DEL GUARDIA CIVIL HERIDO

El guardia civil José Paredero Garrote, de veintinueve años de edad, que resultó con heridas de gravedad como consecuencia del mismo atentado, según fuentes médicas del Hospital de te Cruz Roja de San Sebastián, donde se le atiende, ha experimentado una mejoría en su estado general, aunque persiste la gravedad de sus lesiones, encontrándose ingresado en la Unidad de Reanimación.

ENTIERRO EN SEVILLA

SEVILLA (Efe). Ayer tarde han recibido cristiana sepultura en el cementerio de San Fernando, de Sevilla, los restos mortales ctel guardia civil Luis Miranda Blanco.

El féretro con el cadáver del señor Miranda Blanco llegó por vía aera al aeropuerto da Sevilla procedente de San Sebastián, en cuyo Gobierno Civil se ha oficiado esta mañana un funeral por su alma.

Tras la llegada a Sevilla, el féretro fue trasladado al cementerio de San Fernando. En el interior de la capilla se produjeron escenas de dolor por parte de los familiares, y al salir el ataúd dé la capilla del cementerio, al término de la ceremonia religiosa, se escucharon vivas a la Guardia Civil y a España.

 

< Volver