Crece la violencia ultra. Relacionado con el "affaire" de drogas. 
 Los nazis destrozan un "pub" de negros y judíos     
 
 Diario 16.    15/07/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 12. 

Con pintadas en contra de negros y judíos, un grupo de ultraderechistas destrozó el «pub» madrileño Griots, habitualmente utilizado por hombres de color. El local se hizo famoso tras su presunta implicación en un asunto de drogas, en el que se mencionó a la esposa del embajador de Guinea en Madrid.

Relacionado con el «affaire.» de drogas.

CRECE LA VIOLENCIA ULTRA

Los nazis destrozan un «pub» de negros y judíos

Madrid — El «pub» Griots, centro de reunión de hombres de color, situado en la calle del Barco, 32, fue asaltado en la madrugada del pasado lunes por un grupo de ultraderechistas.

Este nuevo asalto a un centro frecuentado por negros podría estar perfectamente relacionado con el sufrido por la discoteca Aleko´s, en febrero, en el que un joven resultó gravemente herido de un balazo en la cara, comentó a DIARIO 16 el dueño del establecimiento, Alberto Sombolay.

«A las tres y media de la madrugada del lunes, cuando ya no quedaba nadie en el local, hice la caja del día en compañía de mi mujer y cerré las puertas del «pub». A las doce de la mañana siguiente, como de costumbre, cuando me disponía a abrir el local observé junto al lado de la puerta de entrada unas pintadas que decían: "Fuera negros" y "Viva España", firmadas por Fuerza Nueva y KuKlux-Klan, acompañadas de la cruz gamada.»

«En un primer momento me pareció normal la pintada ,—continúa diciendo Alberto—, ya que hacia algún tiempo habíamos pillado a unos jóvenes punk escribiendo las mismas cosas, y a los que estuvimos a punto de linchar.»

Al ir a abrir la puerta de entrada, Alberto Sonbolay vio que «había sido forzada y que se encontraba abierta». «Antes de decidirme a entrar avisé a tres vecinos, con el fin de que pudieran constatar los hechos.»

Todo destrozado

«Una vez dentro comprobamos que el local estaba totalmente destrozado; las sillas y las mesas tiradas por el suelo; las botellas, después de habérselas bebido, estaban rotas y esparcidas por el local, así como los vasos. También se han llevado el dinero de las máquinas de juego y el equipo de música que estaba valorado en algo más de un cuarto de millón.»

Entre los desperfectos, la Policía, que se personó tras presentar la correspondiente denuncia, encontró tres balas.

El interior del establecimiento —según comprobó DIARIO 16- estaba completamente pintado con frases como «Fuera negros y judíos», «Viva España», Ku-Klux-Klan y Fuerza Nueva. Asimismo, abundaba en las paredes el símbolo nazi.

«Todos estos hechos racistas corresponden a una campaña perfectamente organizada contra los centros en los que se ha pretendido crear un ambiente africano, sin tratar de excluir en ningún momento la presencia de blancos», finaliza Alberto.

El «pub» Griots, que lleva funcionando desde enero del presente año, se conoció recientemente en la prensa debido a su presunta implicación con el tema de la droga introducida en España por la mujer del embajador de Guinea Ecuatorial en Madrid.

 

< Volver