Autor: Suárez Alba, Alberto. 
 Según una encuesta encargada por la Consejería del Interior. 
 En Euskadi quieren que la Policía autónoma esté formada por vascos     
 
 ABC.    25/08/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Según una encuesta encargada por la Consejería del Interior

En Euskadi quieren que la Policía autónoma esté formada por vascos

VITORIA (Alberto Suárez Alba, corresponsal). Para la mayor parte de los ciudadanos vascos encuestados por un equipo de sociólogos para la Consejería del Interior del Gabinete Garaicoechea, la futura Policía autónoma debe constituir un Cuerpo único, nuevo, tecnificado, bien remunerado, vasco (integrado por personas nacidas aquí o bien residentes en Euskadi desde hace tiempo) y armado. La encuesta ha sido realizada con muestras suficientes como para que el margen de error no supere en ningún caso el 2 por 100.

El 77 por 100 de los opinantes consideran que la Policía vasca, cuyos primeros 700 miembros empezarán a trabajar a principios de mayo del año próximo deberá reprimir todo tipo de terrorismo, y el 94 por 100 de los entrevistados por los sociólogos solicitan una mayor protección civil, tanto nocturna como contra robos y de cara a la delincuencia común.

De los resultados de este trabajo de investigación encargado por el Gobierno vasco y realizado durante los meses de julio y agosto de 1980 en 54 zonas de Álava, Guipúzcoa y Vizcaya se desprende que el ciudadano vasco tiene un alto grado de concienciactón a propósito de| tema policial. Y esto a pesar de que un 13 por 100 de los entrevistados manifiesta no desear ningún tipo de policía en sus lugares de residencia.

Otros 66 por 100 le pide al futuro Cuerpo «que sus miembros no hayan tenido nada que ver con la Policía anterior». La ciudadanía de Euskadi le exige a su Policía autónoma que sea absolutamente incorruptible, ya que la moralidad intachable supone una «condición técnica indispensable para el ejercicio de la profesión policial».

La Policía autónoma debe constituir un Cuerpo único para el conjunto de la Comunidad vasca, según las dos terceras partes de los entrevistados, y esta misma proporción se muestra partidaria de que los uniformes de los agentes sea totalmente nuevos. Un 7 por 100, a este respecto, prefería que los policías vascos vistieran el mismo uniforme que la Policía Nacional.

El 49 por 100 de los encuestados es partidario de que el nuevo Cuerpo vasco lleve todo tipo de armamento, aunque limitando su empleo para los casos de autodefensa o extrema gravedad.

Solamente el 21 por 100 se muestra de acuerdo con tos controles policiales en carreteras y calles, oponiéndose rotundamente el 41 por 100 y admitiéndolo, pero sólo en casos de gravedad extrema, el 33.

Finalmente se especifica en los resultados de la encuesta que el 62 por 100 de los ciudadanos desea que la Policía autónoma dependa exclusivamente del Gobierno vasco, mientras el 20 por 100 quiere que sea controlada por las Diputaciones Forales y el 3 por 100 por Madrid. Una colaboración estrecha y continuada de la Policía vasca con la del Estado es admitida únicamente por el 15 por 100 de los entrevistados, de acuerdo con esta encuesta, que ha sido pagada, por la Consejería del Interior.

 

< Volver