Autor: Suárez Alba, Alberto. 
 Aunque aún no hay pronunciamiento oficial de Ajuria Enea. 
 Enfrentamiento entre Benegas y Arzallus     
 
 ABC.    04/08/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 9. 

NACIONAL

MARTES 4-8-81

Aunque aún no hay pronunciamiento oficial de Ajuria Enea

Enfrentamiento entre Benegas y Arzallus

VITORIA (Alberto Suárez Alba, corresponsal). La culpa, sin dudar, la tiene agosto. Agosto tiene la culpa de que los nuevos acuerdos autonómicos firmados el 31 de julio en Madrid por el Gobierno de UCD y la principal fuerza de la oposición no hayan generado aún en la comunidad autónoma vasca, y en esta su capital, el tormenten que se esperaba. Tanto la Administración Central como el PSOE pueden sentirse satisfechos de que exista en el año un mes, este de agosto, en el que los políticos, sean de la región o de la etiqueta que sea, prefieran las arenas a los despachos.

En el palacio de Ajuria Enea, por ejemplo, en esta sede la presidencia del Gobierno vasco, la soledad es casi absoluta, y a las telefonistas no se les debe pedir lo que hace falta: opinión oficial.

Tampoco el Partido Nacionalista Vasco, como tal, ha expuesto todavía su opinión sobre los nuevos y explosivos acuerdos, aunque su presidente, Javier Arzallus, ya los censuró a finales de semana, durante la inauguración del «batzoki» de Lemóniz, y ha vuelto a hacerlo a título personal: «Nosotros —ha dicho el máximo dirigente nacionalista— asumimos un compromiso serio con el Gobierno español-cuando se discutió el Estatuto, y lo que ahora no se puede hacer es aplicar una nueva interpretación de unos acuerdos que en su momento quedaron claros.»

ARZALLUS: «SI EL GOBIERNO CUMPLE, CUMPLIREMOS»

«Ese acuerdo —ha concluido Arzallus— tuvo para nosotros sus riesgos, y por eso vamos a pedir que se guarde. Si el presidente Calvo-Sotelo cumple su afirmación de que las comunidades ya establecidas no serán afectadas por los pactos, si se cumplen los compromisos contraídos por el Gobierno, nosotros cumpliremos con el nuestro.»

En un extremo bien diferente, el vicepresidente de Alianza Popular en el País Vasco, Florencio Aróstegui, ha asegurado que UCD y PSOE intentaron imponer a los demás partidos un acuerdo autonómico ya suscrito por ambos.

Para Aróstegui, parlamentario en la Cámara de Vitoria, «los pactos van a hacer aumentar la crispación en el País Vasco de una forma gratuita e inútil». El vicepresidente regional de AP lo ve muy claro: los centristas cedieron en sus negociaciones en favor de los socialistas.

Firmantes solidarios del acuerdo de Madrid, los socialistas vascos critican la actitud del Gobierno que preside Carlos Garaicoechea: «Es un grave error que estén ausentes de estas reuniones de ámbito estatal, de enorme trascendencia histórica, y se dediquen desde fuera a tratar de entorpecer todo un acuerdo de Estado de enorme importancia. Se les haya invitado o no, lo responsable era haber exigido participar y no limitarse a una declaración de desprecio hacia las negociaciones.»

Finalmente, Benegas, sin dejar la escopeta que apunta hacia el palacio de Ajuria Enea, señala que «las interpretaciones de un Estatuto que hicimos entre todos las hacen como quieren. Es un gravísimo error que está desprestigiando al Gobierno vasco y a su presidente».

ARZALLUS ACUSA A BENEGAS DE «COMPADREO»

BILBAO. Javier Arzallus, presidente del Comité ejecutivo del PNV, ha difundido una nota en la que acusa a Txiki Benegas, secretario general del Partido Socialista de Euskadi (PSOE) de «compadreo» en las negociaciones autonómicas de Madrid. Esta nota de Arzallus ha sido difundida como contestación a unas declaraciones de Benegas, publicadas por el «Diario Vasco».

La contestación de Arzallus dice: «Txiki Benegas ha adoptado la norma de que la mejor defensa es un buen ataque. Pero el secretario general del Partido Socialista de Euskadi tendrá que afilar mucho todas sus armas, como miembro de la Ejecutiva del PSOE, para explicar a Euskadi todos los compadreos de Madrid en orden a desvirtuar el Estatuto de Guernica, en cuya defensa se comprometió.»

 

< Volver