El "slogan" de la manifestación fue "Somos una nación". 
 Contundente réplica del delegado del Gobierno a Heribert Barrera     
 
 ABC.    12/09/1981.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

El «slogan» de la manifestación fue «Somos una nación»

Contundente réplica del delegado del Gobierno a Heribert Barrera

El delegado del Gobierno en Cataluña, a causa de todo ello, consideró ayer al mediodía que la gravedad de estas palabras se acentuaba, en su opinión, al ser pronunciadas por el presidente del Parlamento: «Un presidente que tiene su origen en la Constitución, -por lo que no tiene que olvidar que cuando dirige unas palabras contrarias a la esencia de nuestra primera ley está socavando el fundamento de nuestro sistema democrático.»

Más adelante, Juan Rovira reconoció que es válido decir que la Constitución puede reformarse, «pero todo golpismo, sea yerbal o mediante el uso de otra clase de violencia, siempre quiere justificar con el fin de reformar la Constitución, que, a su juicio, es imperfecta». En último término, condenó rotundamente estas conductas, «que no deben —dijo— hacernos perder la serenidad para distinguir con toda nitidez entre la actitud personal y la institución del Parlamento catalán, que nos merece todo nuestro respeto».

AUSENCIA DE MILITARES

Por otra parte, la ausencia de las autoridades militares en la recepción institucional que tuvo lugar ayer al mediodía en la sala de Pasos Perdidos del Parlamento de Cataluña se interpreta aquí como un rechazo indirecto de ese radicalismo verbal que exhibe en los últimos tiempos Heribert Barrera. No obstante, parece ser que tanto el capitán general como los cuatro gobernadores militares, así como el jefe del Sector Naval y el jefe del Sector Aéreo, se han excusado amablemente por escrito de su ausencia.

Ese radicalismo verbal que utiliza en estos momentos el presidente del Parlamento y secretario general de Esquerra Republicana parece responder perfectamente a un proyecto elaborado con todo cuidado, en el que el principal objetivo sería recuperar la imagen profundamente nacionalista e, incluso, independentista, de alguna manera que puede haberse visto afectado tras la reiterada política de Esquerra Republicana en apoyo del Gobierno de la Generalidad.

CERCA DE CIEN MIL MANIFESTANTES

Por lo que se refiere a la manifestación, el Gobierno Civil de Barcelona dio la cifra de asistentes cerca de las ocho de la tarde. Según este cómputo, los participantes en la marcha alcanzaban las 50.000 personas, mientras que los viandantes que la seguían desde las aceras superaban tos 20.000. Cabe citar en todo caso que estas cifras eran consideradas provisionales, puesto que en el momento de darlas a conocer no había concluido la manifestación que arrancó en los aledaños de la plaza de Cataluña, discurrió ante el monumento a Rafael de Casanova, y se disolvió cerca del Parque de la Ciudadela.

La manifestación se abría con una inmensa pancarta en la cual rezaba la siguiente frase:

«Somos una nación». Junto a la pancarta, una bandera catalana de diez metros de longitud abría el paso a los dirigentes de los partidos políticos parlamentarios. Algunos incidentes de escasa consideración se habían producido antes de las ocho de la tarde. El lanzamiento de un «coctel Molotov», la quema de una bandera catalana que puede ser consecuencia del «coctel Molotov» y algunas pintadas de carácter independentista y en contra de la entrada de España en la OTAN habían marcado los escasos incidentes de la jornada de reafirmación catalana.

Junto a las «senyeras»t el «slogan» que predominó entre los varios que fueron lanzados, fue el que coincidía con la pancarta delantera: «Somos una nación».

DENUNCIA DEL GOBIERNO CIVIL AL MINISTERIO FISCAL

Han sido remitidos al Ministerio Fiscal el contenido de diversas intervenciones producidas en la concentración de «El fossar de les Moreres», entre ellas la del diputado foral de Navarra José Antonio Urbiola y el de un representante del grupo ecologista de El Prat de Llobregat, por ser presuntamente constitutivas de delito. Asimismo «se incoa expediente sancionador a las personas y organizaciones convocantes del acto», informa el Gobierno Civil.

Al finalizar esta concentración, un grupo de personas intentó manifestarse por diversas

calles, siendo disueltos por la Policía Nacional.

Sobre la presencia de Bernadette Devlin, el Gobierno Civil informa que se están haciendo las diligencias oportunas para el esclarecimiento de los hechos.

ESCASA PARTICIPACIÓN EN LAS RESTANTES PROVINCIAS

La escasa participación ciudadana y algunos mínimos incidentes han sido la tónica general de la «Diada» en el resto de las provincias catalanas. En Tarragona, sólo unas quinientas personas participaron en "los actos celebrados en la ciudad.

Mientras tanto, en Lérida alrededor de mil personas acudieron -a la manifestación convocada, en el transcurso de la cual se hizo hincapié en la necesidad de dar apoyo activo a las instituciones y libertades democráticas, así como a la voluntad común de mantener y fortalecer las autonomías.

Por último, en Gerona unas mil personas asistieron al acto conmemorativo de la «Diada», iniciado al mediodía con un recital de canciones catalanas.

DISCURSO DE JORDI PUJOL

BARCELONA. «Hemos de fortalecer todo lo que sea afirmación, voluntad de ser y voluntad de hacer, y todo el mundo debe entender que cuando hacemos afirmación del carácter nacional de nuestro pueblo no lo hacemos contra nada ni contra nadie, sino sólo respondiendo a esta voluntad de ser», ha manifestado Jordi Pujol en un acto en Roda de Ter como homenaje a! histórico líder nacionalista Bac de Roda, informa Europa Press.

«A nosotros no nos- toca hacer la guerra como Bac de Roda, pero sí actuar de acuerdo con el espíritu, el patriotismo y el sentimiento de la tierra que animó toda su vida. Tampoco, aunque homenajeemos a un hombre víctima de la represión, hemos de estimular ningún resentimiento.»

Al llegar a Roda de Ter, el presidente de la Generalidad ha comenzado excusando su no asistencia a los actos de la mañana. «Hemos de aprender a respetar y amar no soto a la Generalidad, sino al Parlamento. Comprended que debía ir a la recepción, aunque sea en perjuicio de una figura nacional tan importante y amada como Bac de Roda.»

Tras el almuerzo, Jordi Pujol declaró: «Me voy ahora porque entiendo que no he de hacer coincidir mi presencia en un acto público con la manifestación que está a punto de empezar en Barcelona en defensa de nuestra identidad nacional.»

 

< Volver