Declaraciones de Teo Uriarte, uno de los condenados a muerte en el proceso de Burgos. 
 "En ETA mandaba el que tenía la pistola"     
 
 Diario 16.    25/09/1981.  Páginas: 1. Párrafos: 17. 

Declaraciones de Teo Uriarte, uno de los condenados a muerte en el proceso de Burgos

«En ETA mandaba el que tenía la pistola»

El parlamentario vasco Eduardo Uriarte Recatero, miembro de la coalición Euskadíko Ezkerra explica sus vivencias durante los años de militancia en ETA. «En ETA -dice— mandaba el que tenía la pistola Eduardo Uriarte fue uno de los condenados a muerte en el proceso de Burgos.

Bilbao - Tea Uriarte, diputado por Euskadiko Ezkerra, uno de los históricos dé ETA, condenado a muerte en el consejo de guerra de Burgos y amnistiado en 1977, ha realizado unas declaraciones en la revista «Muga» del mes de septiembre, eii las cuales pasa revista a la evolución de la organización armada ETA desde los años 60, en los cuales perteneció a la misma, hasta la actualidad.

Gon una perspectiva muy crítica y extremadamente desmitüicadora^ Teo Uriarte analiza los diferentes pasos que han marcado la evolución de Euskadi Tá Askatasuna y las características del momento por el que actualmente atraviesa.

Teo Uriarte comienza afirmando; «ETA debería haber hecho un balance y no considerar que esto era un rio sin fin, en el que los procedimientos armados podrían servir hasta la eternidad, o Mejor dicho, hasta la toma del poder,»

Entre. las razones por las cuales este balance no se ha hecho o se ha frustrado, Tea no descarta la resistencia de los «militares» en coa vertirse en civiles: «En este país son l«s políticos los que se , han tenido que poner bajo la tutela de los "militares" y. esto ha supuesto auténticas aberraciones.»

«Razones de tipo militar han prevalecido sobre tes razones políticas que tenia la sociedad y sus representantes. En ETA el que tenía la pistola mandaba sobre los políticos, sobre el frente obrero, el cultural y todos. Ya podía uno tener diecisiete años, que, si ibas con el nueve largo,

decías: "Haced esto, chavales , aunque resultara que el chaval eras tú.»

1.a incidencia del- clero en el movimiento que dio vida a UTA es extremadamente importante a juicio de Teo Uriarte: «El clero hizo muchos militantes de ETA, ya que era una especie de mística religiosa unida a Ja mística política (..,). Ellos predicaban, pero nosotros lü hacíamos y, hoy en día, seguimos«in superar esta etapa (...). La verdad es que éramos unos auténticos frailes y los que luimos ai consejo de Burgos éramos, perdón que me repita, unos auténticos Irailes, que nos quedábamos hasta él final, porque pasar al otro lado era traicionar la lucha. Era aquello de que nuestra sangre derramada seria semilla de nuevos cristianos, el martirologio cristiano y todo lo demás; los que ya no eran tan frailes han sido los que lian venido posterior a nosotros.»

El aparato teórico

Ei complejo y deslabazado aparato teórico que nutre a la militancia de ETA en los años sesenta es explicado por Teo. «Es cierto que todo el marxismo venía muy bien al problema, pero la verdad es que era un marxismo cogido por los pelos me gusta esto de Lenin y lo cojo y no me gustó Marx y lo dejo.»

«Había explicaciones de esté estilo. Lenin sí, porque era apóstol de la violencia, o él San Pablo del organigrama, dé la organización perfecta y Marx no, porque había tratado bien los tenias de países

oprimidos, y cosas asi»..., concluye.

La evolución tanto dentro de ETA como en la propia sociedad vasca frente al hecho de que Ja violencia, es ampliamente comentado por el diputado de EE: «Tras la muerte de Manzanas, nosotros nos quedamos en la calle, la gente iio nos recibía. £11 parte por miedo y en parte porque no lo aceptaba (...). Para explicar entonces cualquier cosa pequeña que hacíamos tirábamos toneladas de papel (...). Ha existido un cambio. Tal vez lo anterior era falso, pero lo cierto es que aquella sociedad, que armaba lanío escándalo por la muerte de aquella persona, hoy en día ve a la gente morir sin mover un dedo.»

Teo aborda posteriormente la critica a la lucha armada en cuanto conquistas reales: «Sé jpie si tuviéramos una capacidad "militar" se podría poner en duda qué estamos haciendo en política. Pero el problema es que no tenemos nada de eso. La lucha armada en Euskadi rodéese de los oropeles que se rodee, no ha pasado jamás de la primera fase de hostigamiento... Llevamos pasado de esta primera etapa {...). Pero justificar la continuación de la guerra, una guerra de muchos años, sólo se puede hacer idealizando la misma guerra, y esto entraña la justificación de unos medios que se convierten en objetivos.»

«Es decir — puntualiza—, la muerte en sí, la violencia en sí. Nos hemos metido en una sociedad en que determinados sectores se han vuelto necrófilos, violentos en si. Y esto es un problema verdaderamente preocupante (...). Así nos podemos convertir en una izquierda abertzale, cuya ideología dominante sea la muerte en sí, y la violencia en si, la justificación de los medios en lugar de los fines. Y si alguna vez se llegara a ganar ese futuro independiente y socialista que íbamos a lograr, me temo mucho que no iba a ser ningún paraíso.»

Finalmente, y respecto a la utilización de la lucha armada de ETA, Teo Uriarte afirma: «Creo sinceramente que la práctica armada reciente de las dos Etas no es consciente de que los frutos políticos se los lleven otros y do precisamente los más cercanos a ellos.»

Nos podemos convertir en una

izquierda cuya ideologia sea la

muerte en si

Después de veinte

años, no hemos

pasado de la fase

de hostigamiento

El clero hizo

muchos mimantes

de ETA

 

< Volver