Manuel Fraga hace una "llamada a la esperanza" a todo el pueblo vasco     
 
 El País.    29/07/1983.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

Manuel Fraga hace una ´llamada de esperanza´ a todo el pueblo vasco

Madrid

"La situación en el País Vasco es de una extrema gravedad y obliga a que todas las fuerzas políticas contribuyan a resolverla por medios pacíñcos. La coalición Herri Batasuna ha iniciado una campaña sistemática contra la bandera nacional símbolo de todos los españoles que tienen el deber de defenderla, como acaba de declarar Su Majestad el Rey en Santiago de Compostela. ",señaló ayer, en una declaración difundida por su partido, el presidente de Alianza Popular, Manuel Fraga, quien lanzó una llamada de esperanza a todo el pueblo vasco para que ponga fin a la deteriorada situación actual que padece Euskadi.

Fraga señala que estas actuaciones se realizan con desprecio hacia la Constitución y la ley de banderas por lo que considera que "parece llegado el momento de que la Fiscalía General del Estado tome las medidas precisas para que en aplicación de la ley, los tribunales puedan colocar fuera de ella a quienes sistemática y explícitamente la violan, como es el caso de Herri Batasuna".

Manuel Fraga señala en su declaración que aunque la nota difundida esta semana por el Gobierno vasco contiene algunos elementos positivos que deben ser aplaudidos, "no es posible olvidar los aspectos negativos de la conducta seguida por este Gobierno; en Cuya sede, así como en la residencia de su presidente, continúa sin ondear la bandera de España. Otro tanto ocurre en el Parlamento vasco. Ese gobierno regional y el partido que lo sostiene nunca han contribuido a la "asunción real, emocional y popular" de las distintas enseñas que la Constitución y el Estatuto vasco reconocen".

En este sentido, el dirigente conservador señala que "más que nunca Alianza Popular desea ahora lanzar una llamada de esperanza a todo el pueblo vasco. No es posible que sigamos por un camino de violencia donde está el germen de una guerra civil que los españoles todos estamos en la obligación de impedir. La consecución de una autonomía muy superior a la nunca soñada por los nacionalistas vascos y la defensa sincera de los derechos de los tres territorios históricos integrados en la nueva comunidad autónoma constituyen muy elevadas cotas de autogobierno que han de ser siempre compatibles con la unidad de España, a la que, durante siglo; han contribuido los vascos de mañera gloriosa".

 

< Volver