Acusan de provocadores a los concejales socialistas de Bilbao     
 
 ABC.    20/08/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 8. 

Acusan de provocadores a los concejales socialistas de Bilbao

Los concejales del PNV, EE y HB califican de provocación la firme actitud de los concejales socialistas que exigen que se ponga la bandera nacional en el Ayuntamiento durante las fiestas. Socialistas y aliancistas, por el contrario, acusan al alcalde del PNV de mantener una «actitud cobarde e ilegal».

Para el alcalde, José Luis Robles, «no izar en el exterior del Ayuntamiento las tres banderas es una medida prudente». Según Robles con esta decisión de no asistir a los actos oficiales, los concejales del PSOE están provocando a determinados sectores. «Si ellos creen que el acuerdo de la Comisión municipal permanente es ilegal están en su derecho. Yo me mantengo sereno. Si el juez me llama daré cuenta de por qué hago las cosas.»

Euskadiko Ezkerra afirma que los concejales socialistas repiten la provocación de Rentería y avisan que «tengan cuidado con su política de autoritarismo e imposición, porque puede ir apartándoles del respeto y confianza de los vascos».

El Grupo Socialista considera que el acuerdo de la Comisión municipal es ilegal y de ahí que lo haya enviado al ministerio fiscal. Considera que «no podemos aceptar los chantajes de HB que nos llevan a enfrentamientos entre ciudadanos». El Grupo Popular reuerda que ellos fueron los primeros en oponerse al acuerdo y acusan al PSOE de mezclar intereses electoralistas.

Por su parte, la Comisión organizadora de las fiestas de Bilbao confía en que el programa se desarrolle sin problema y no se politice ninguno de los actos previstos. Sobre la cuestión de las banderas, afirmaron que «aquí no va a pasar nada ».

«Inadmisible» el trato a la bandera

Por su parte, el presidente del Senado, José Federico de Carvajal, califica de «inadmisible» el trato que se está dando a la bandera. «Hay que actuar con energía, entendiendo por tal en un Estado de Derecho e! sometimiento a los Tribunales. Si se comete un acto que puede ser delictivo tendrá que tomar cartas en el asunto el fiscal general del Estado. Si hay un partido político que comete actos ilegales inmediatamente cae fuera de la Ley.»

PNV y EE han rechazado las recientes declaraciones de Fraga Iribarne sobre el País Vasco y califican al líder de la oposición de «fascista» y de «pretender usar los mismos métodos represores utilizados por el franquismo y que han demostrado su total ineficacia» y le acusan de ser uno de los causante de «la actual situación de crispación» en Vascongadas.

 

< Volver