Se atenderá prioritariamente a los sectores industriales con futuro. 
 Solchaga en el País Vasco: "Se pueden triplicar las ayudas"     
 
 Diario 16.    07/09/1983.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 11. 

Diario 16/7 septiembre-83

NACIONAL

Se atenderá prioritariamente a los sectores industriales con futuro

Solchaga en el País Vasco: «Se pueden triplicar las ayudas»

El ministro de Industria, Carlos Solchaga, en su visita ayer al País Vasco, anunció que las ayudas que la Administración Central destinará a paliar los efectos de las recientes inundaciones podrían triplicar los 50.000 millones hasta ahora concedidos. En un clima de entendimiento con el Gobierno autónomo, Solchaga señaló que esas ayudas se dedicarán prioritariamente a los sectores industriales con mayor futuro, lo que facilitará una mejor salvaguarda de los puestos de trabajo. Las primeras medidas concretas pueden salir de la reunión que el próximo jueves mantendrán los Gobiernos de Madrid y Vitoria en la Moncloa.

Bilbao — Las aportaciones que deban hacer los Gobiernos central y autónomo vasco en el proceso de reconstrucción e indemnizaciones a los damnificados por la catástrofe registrada en el País Vasco no serán un obstáculo para que «te urgencia que la situación exige» pueda llevarse a cabo con toda fidelidad, según se desprende de la disposición de entendimiento que se observaba ayer entre el ministro de Industria, Carlos Solchaga, y el consejero vasco del ramo, Juan Carlos Isasi.

Reconstrucción

Para los dos representantes del sector industrial, al que se considera como el principal afectado de las inundaciones, con dos tercios de las pérdidas globales, «la rapidez en conseguir soluciones ahora es el factor fundamental para la reconstrucción económica del País Vasco, y esta rapidez es el único elemento que puede poner a salvo los intereses de los trabajadores y de los empresarios permitiendo que el proceso de reconstrucción quede listo en dos o tres meses».

Según el titular de Industria en el Gobierno de Madrid, los 50.000 millones que por la vía del crédito de urgencia extraordinario se han destinado a este proceso de reconstrucción, procedimiento que se ha adoptado por ser el más transparente, «puede triplicarse en la práctica a medida que vaya conociéndose la globalidad de los daños», y «lo importante ahora es conseguir que en ese plazo de dos o tres meses la mano de obra de la industria vasca pueda recuperar los puestos de trabajo que aparecen ahora como problemáticos».

Agradecimiento

Solchaga apuntaría después a Diario 16 que sectores industriales de gran futuro como la electrónica, por ejemplo, serían tratados con cierta prioridad sobre las otras empresas de futuro más comprometido.

Después de la rueda de Prensa, el ministro de Industria y el de Defensa, Narcís Serra, que mantuvo también una entrevista con el lendakari, acudieron a los funerales de las víctimas de la inundación.

Narcís Serra aclararía, tras su entrevista con el lendakari, que «lo más destacable de mi encuentro con el presidente vasco ha sido el poder recoger del propio representante de la comunidad autónoma su agradecimiento al esfuerzo desplegado por las Fuerzas Armadas en el proceso de rescate y reconstrucción de las fuerzas afectadas por la catástrofe».

Narcís Serra recibió ayer un informe directo sobre la actuación del Ejército en las catastróficas inundaciones de Vizcaya.

El ministro llegó al acuartelamiento de Munguía (Vizcaya) a las 12,30 horas, en helicóptero. Le acompañaban el capitán general de la VI

Región Militar y el gobernador militar de Vizcaya.

Fue recibido por el capitán general de la Zona Marítima del Cantábrico, gobernador civil de Vizcaya y autoridades militares de la provincia y del acuartelamiento.

El gobernador militar de Vizcaya destacó el problema de material existente y subrayó la necesidad de disponer de camiones-volquete de grandes dimensiones.

Finalmente, Narcís Serra mostró a los presentes la satisfacción del Gobierno por los resultados obtenidos y pidió que se transmitiese su agradecimiento, y el del Gobierno, a los soldados que luchaban para paliar tos efectos de las inundaciones, según nuestro corresponsal, Ulpiano García.

 

< Volver