Autor: Idoyaga, Juan Manuel (Periodista; Diario 16 (Bilbao)). 
 Dimiten a un alcalde del PNV por no ayudar en las inundaciones. 
 Abertzales y nacionalistas se enfrentan verbal y físicamente     
 
 Diario 16.    14/09/1983.  Página: 7. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

NACIONAL

Dimiten a un alcalde del PNV por no ayudar en las inundaciones

Abertzales y nacionalistas se enfrentan verbal y físicamente

Bilbao:

Juan Manuel IDOYAGA,

corresponsal

La confrontación política entre la izquierda abertzale y los nacionalistas que ya se presentía en las palabras que pronunciara en Legazpia el presidente del PNV, Xabier Arzallus, alcanzó ayer dos nuevos síntomas alarmantes en Bermeo y Vitoria.

En Bermeo, la oposición al PNV oficial constitucional por sabinianos extinguidos, Herri Batasuna y Euskadiko Ezkerra se cobraron un éxito inicial obligando al alcalde nacionalista Javier

Zabala a presentar su dimisión, aunque esta dimisión haya sido motivada, según el PNV «como medio de preservar la paz y la integridad, tanto personal como familiar» del ex acalde.

Según la Junta Municipal del PNV tanto la familia como la persona de Javier Zabala «han sido víctimas de una campaña infamante, con manifestaciones violentas, difamación y amenazas».

Lo ciertc es que esta dimisión habrá que remontarla a la actitud del ahora ex alcalde que desde la costa levantina, donde disfrutaba de unas vacaciones desoyó las inminentes llamadas de sus convecinos para que acudiera rápidamente a enfrentarse al grave problema de las inundaciones.

Radioaficionados y teléfonos contactaron con el ex alcalde que acabó por escudarse en que no podría alcanzar la villa costera por estar incomunicada por carretera, débil argumento cuando la Marina, los pescadores y los helicópteros transportaban personas y mercancías sin dificultades.

Todo este ambiente de «enfrentamiento civil» tuvo también en la tarde del lunes un nuevo exponente en la respuesta contundente que un grupo de militantes de EGI, juventudes del PNV, dieron a medio millar de manifestantes pro amnistía que habían seguido persistentemente a la Corporación vitoriana desde las campas de Olarizu, donde se había celebrado una romería hasta las mismas puertas del Ayuntamiento entre gritos de amnistía y de apoyo a ETA militar.

De las puertas del Ayuntamiento saltaron un grupo de jóvenes que algunos se identificaron como militantes de EGI, produciéndose un enfrentamiento físico entre los dos sectores y que se mantuvo durante más de media hora.

 

< Volver