Autor: Fernández, Jorge. 
 Por los enfrentamientos internos del Cuerpo durante los últimos días. 
 Dimiten en bloque los representantes de la Policía Nacional en Madrid     
 
 Diario 16.    29/04/1983.  Páginas: 1. Párrafos: 14. 

Por los enfrentamientos internos del Cuerpo durante tos últimos días

Dimiten en bloque los representante de la Policía Nacional en Madrid

Los representantes de Madrid de la Policía Nacional han presentado su dimisión, como consecuencia de

los enfrentamientos producidos por la polémica nota de la comisión permanente, donde se criticaba la

petición de «desmilitarización del Cuerpo», así como las manifestaciones efectuadas ante Televisión

Española por dos agentes contra sus mandos. Los tenientes Garabito y Ramírez fueron los primeros en

abandonar sus puestos como promotores de ese comunicado.

Jorge FERNÁNDEZ

Madrid La mesa de la comisión permanente de Madrid de la Policía Nacional presentó su dimisión

después de celebrar una turbulenta reunión la asamblea de representantes, por la nota que se hizo pública,

en nombre de la comisión permanente, en la que se criticaban las declaraciones efectuadas por varios

agentes en Televisión Española y la campaña por la desmilitarización del Cuerpo.

A la asamblea, que se reunió el pasado martes, asistieron cerca de cuarenta representantes de la Policía

Nacional de Madrid, en sus cuatro estamentos de oficiales, suboficiales, cabos y agentes.

La mayoría de los asistentes exigieron responsabilidades a los autores de la citada nota, que había

provocado una profunda indignación en amplios sectores del Cuerpo por entender que no reflejaba el

sentir general y que, por el contrario, se trataba de una manipulación de una minoría.

Dimisión

El teniente Ramírez, que ostentó provisionalmente la presidencia durante la asamblea nacional celebrada

los días 12, 13 y 14 de abril pasados, se dio por aludido y dio a conocer que la nota era suya y que la

redactó en esos términos porque pensaba que era e! sentir general del resto de sus compañeros.

Las criticas arreciaron fuertemente en esos momentos, fundamentalmente, porque se interpretó que la

nota iba a perjudicar a los dos compañeros, Miguel Terrón y Teodoro Escudero, sometidos a

investigación por la Inspección General del Cuerpo por sus manifestaciones en televisión.

En apoyo del teniente Ramírez, que según se puso de manifiesto fue el autor personal del polémico

comunicado en nombre de la comisión permanente, salió el teniente Garabito, presidente de la mesa de

Línea dura

«Los jefes y oficiales del Ejército con mando en la Policía Nacional han comprobado con sorpresa ¡a

verdadera situación y pensamiento de sus hombres respecto a la desmilitarización del Cuerpo y ante esto,

dos posiciones netamente diferentes. Unos se pronuncian por la línea dura, de sanción a todos los agentes

que no se sometan a la disciplina actual, y la línea conciliadora, que está a favor del diálogo y acepta que

en ¡a Policía Nacional se han producido cambios sustanciales.»

El propio Sindicato Unificado de Policía, todavía desde la clandestinidad, tiene intención de «reconducir

el clima de antimilitarismo que se había creado dentro del Cuerpo y buscar salidas que no sean

traumatizantes para todos».

Por eso se espera con sumo interés la decisión final que adopte la Inspección General respecto de los

dos agentes investigados, que han sido convocados para el día 2 de mayo Madrid.

Ambos fueron duramente juzgados por sus compañeros, ante lo cual optaron por presentar allí mismo la

dimisión irrevocable de sus puestos. El resto de la mesa, compuesta por dos suboficiales, dos cabos y

otros dos agentes, renunciaron a sus cargos en señal de protesta por el contenido de la nota emitida en su

nombre, sin su conocimiento y en contra de las críticas a los dos compañeros investigados.

Reflexión

Una vez ausentes los tenientes Ramírez y Garabito, la asamblea continuó y se procedió a elegir una nueva

mesa de Madrid. Fuentes policiales manifestaron a Diario 16 que «con la salida de estos dos

representantes puede iniciarse una etapa de menor crispación en el seno de la Policía Nacional

madrileña».

Con las últimas medidas adoptadas por el ministro de Interior, José Barrionuevo, de congelación del

borrador del anteproyecto de la ley orgánico de Cuerpos y Fuerzas de la Seguridad deí Estado (ley de

unificación) y la disolución de todas las comisiones que se formaron en las 13 circunscripciones de la

Policía Nacional en el Estado para debatir el texto elaborado durante los dos últimos meses, se abre un

paréntesis en ios enfrentamientos surgidos en el Cuerpo durante las dos últimas semanas.

En círculos de la Policía Nacional se estima que «tras los acontecimientos de las declaraciones ante

televisión, las quejas expresadas a través de los coches radio-patrullas, las críticas abiertas hacia el mando

y las acusaciones de rechazo hacia el borrador de unificación, hay posibilidades de crear un clima de

reflexión que desdramatice las tensiones».

 

< Volver