Autor: Minondo, José Luis. 
 El P.N.V., ausente. 
 Segunda "cumbre" de los partidos vascos contra la violencia de ETA     
 
 Informaciones.    07/02/1978.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 16. 

EL P.N.V., AUSENTE

Segunda «cumbre» de los partidos vascos contra la violencia de E.T.A.

SAN SEBASTIAN. 7 (INFORMACIONES, por J. L. Minondo).

SOLO ocho de los veinte partidos y organizaciones sindicales que se reunieron hace una semana en San Sebastian acudieron a la reunión para seguir tratando de la violencia en el Pais Vasco ayer por la tarde, La ausencia más significativa fue la del partido nacionalista Vasco, que ya habia hecho publica una nota de dias atras sobre el tema.

Los partidos políticos O.I.C. 7 E.M.K asistieron solamente como observadores, tras dar a conocer el acuerdo a que hablan llegado durante la mañana. Su postura coincide con el resto de las fuerzas vascas en considerar que actualmente, las acciones armadas de la, E.T.A. no están. Justificadas.

Entre los objetivos básicos que expusieron coma necesarios para abordar en profundidad el tema de la violencia, por todos los partidos democráticos vascos están los derechos democráticos para todos, sin distinción: reconocimiento de la plurinacionalidad del Estado, lo que Implica una amplia autonomía, y el reconocimiento de su derecho a la autodeterminación, abordar con decisión el problema de las fuerzas de orden público, la consulta popular sobre la estructura estatal y forma de gobierno, asi como Inmediatas elecciones municipales.

A continuación se procedió a la exposición de loa distintos puntos de vista de cada partido sobre el tema a debate.

DIALOGO CON E.T.A.

Al contrario de la semana anterior, esta vez si estuvo sobre la mesa la necesidad de abordar el tema de la violencia no sólo desde la vertiente de E.T.A., sino también de la ´ llamada violencia Institucional. Todos, excepto U.C.D» se mostraron partidarios de entablar negociaciones con E.T.A. pan insistir en que suspenda la lucha armada, al mismo tiempo que se hace un llamamiento al Gobierno, presentándole una relación de objetivos concretos a medio y largo plazo, con el fin de alcanzar cuanto antes la consolidación, de una auténtica democracia.

Los representantes de D.C.D, por el contrario, declararon que consideraban Ineficaz el diálogo con una organización armada como E.T.A. "Además, supone un aliciente pan los grupos terroristas el que los partidos políticos se muestren dispuestos a tratar con ellos. Di una forma de potenciarlos, manifestó don Jaime Mayor Oreja.

Respecto a la violencia Institucional, el señor Oreja dijo que no se podía tratar al mismo nivel que la de E.T.A. El Partido Comunista, en voz de su secretario general para Euskadi, don Roberto Lerchundi. mostró su parecer de que hay posibilidad de encontrar el marco adecuado para abordar el asunto. "No nos asusta —dijo— que en los primeros momentos haya un cierto desconcierto; no buscamos una campana de días, sino de mas largo alcance. El centro del documento ti el debate, que el problema se haya comenzado a acordar. A lo largo del mismo podemos encontrar puntos de contacto que nos permitan llegar a acuerdos con ciertos partidos.» Destacó la Importancia de hacer participes de este debate sobre tema tan fundamental para el futuro político de Euskadi, y aun de España entera, a los organismos populares y de esclarecer en una política de puertas abiertas los distintos objetivos que se persiguen, el fondo y la forma.

Los portavoces del P-S.O-E., en cuyos locales se tuvo el diálogo, constataron como hecho positivo el que casi todos los organismos políticos hayan señalado que no tiene Justificación la lucha armada de E.T.A, pero tampoco las acciones que el Gobierno pueda llevar a cabo para reprimir a la organización vasca. En este sentido, el Partido Socialista es partidario de contactar con ambos protagonistas.

La democracia cristiana, tras criticar la ausencia del P.N.V., opinó que era escéptica en cuanto a los logros a conseguirse con el diálogo con E.T.A., pero no se mostró contraria.

Las reuniones proseguirán la semana que viene, posiblemente en la sede del P.S.O.E de Bilbao,

 

< Volver