Autor: Abasolo Martínez, José Antonio. 
 La plantilla condena el terrorismo. 
 Aceptado el arbitraje del Gobierno vasco, hoy puede reabrir la factoría de Michelin     
 
 El País.    17/07/1980.  Páginas: 1. Párrafos: 6. 

Aceptado el arbitraje del Gobierno vasco, hoy puede reabrir la factoría de Michelín

La plantilla condena el terrorismo

JOSÉ A. ABASÓLO, Vitoria

Si a última hora de ayer el comité de empresa de Michelín firmó el acta de sometimiento al arbitraje, con las aportaciones que la empresa introduce en la misma, lo cual parece muy probable, la factoría abrirá sus puertas hoy, a las seis de la madrugada. La condición de más difícil cumplimiento, puesta por la empresa en la tarde del martes para aceptar someterse al arbitraje, se cumplió ayer al dar el respaldo la asamblea a un texto de pronunciamiento contra el terrorismo, en el que se dice: «Este comité, aceptando el requerimiento de la empresa y en vista de su exigencia para acceder al arbitraje y reapertura de la factoría, condenamos el terrorismo como medio de lucha reivindicativa de los trabajadores».

Este texto, que se debe acompañar como cláusula adicional al acta de arbitraje, aceptada por la empresa ayer, constituye la condición inexcusable para que la empresa mantenga su firma. La redacción aprobada definitivamente es la que sostenía el comité por decisión mayoritaria adoptada en su seno, pero un grupo de delegados, en minoría, propuso a la asamblea que se pronunciase por si a tal escrito debía añadírsele el siguiente: «Asimismo tenemos que decir que lo que genera la actual situación es el terrorismo patronal e institucional».

La decisión fue casi unánime de los veintiocho delegados efectivos del comité, porque no quedaba otra alternativa que pronunciarse al respecto, aunque la mayoría consideraba el planteamiento de la empresa como una extorsión, fue votada en primer lugar, manifestándose a favor del pronunciamiento pedido 1.549 obreros, mientras que 389 votaban en contra y 119 se abstenían. Seguidamente se hizo otra votación, a mano alzada, respecto al texto del pronunciamiento, obteniendo una mayoría apreciable, aunque no evaluable, al no hacerse recuento, la redacción propuesta por el comité, es decir, sin el párrafo referente al terrorismo patronal e institucional.

El texto aprobado coincide casi textualmente con el contenido del pronunciamiento pedido por la empresa.

El debate preyio a las votaciones registró posiciones diversas ante el fenómeno terrorista, aunque únicamente un afiliado al sindicato LAB afirmó tajantemente que «el único terrorismo es el patronal».

Reacciones sindicales

Un delegado de CNT proclamó que «todo tipo de violencia individual viene generada por el terrorismo patronal e institucional», aunque admitió que en esta circunstancia concreta se debía condenar, a pesar de ser algo ajeno a los trabajadores, aunque condenando también el generado por la empresa. Un delegado de CC OO, militante de EMK, dijo que no era moralmente capaz «de condenar estas actuaciones, que desde luego no nos favorecen en este momento, sin condenar las situaciones que las engendran». Un delegado del SU recordó que «este tema no está a debate sólo en esta asamblea, sino en otros muchos sitios», por lo que pidió que no hubiera una interferencia en el mismo.

 

< Volver