Autor: Angulo, Javier. 
 Podrían proceder del robo del polvorín de Santander. 
 La Guardia Civil recupera 300 kilos de Goma 2 tras desarticular un comando de ETAm     
 
 El País.    02/12/1980.  Página: 13. Páginas: 1. Párrafos: 8. 

EL PAÍS, martes 2 de diciembre de 1980

NACIONAL

Podrían proceder del robo del polvorín de Santander

La Guardia Civil recupera 300 kilos de Goma 2 tras desarticular un comando de ETAm

JAVIER ÁNGULO, Bilbao

fuerzas de la comandancia de la Guardia Civil de Bilbao localizaron en la madrugada de ayer, en un edificio en construcción de Amorebieta (Vizcaya), trescientos kilos de Goma 2, que por su estado y características se cree pertenecen al alijo de 7.000 kilos

sustraídos el 25 de julio pasado por un comando de ETA Militar del polvorín de Soto de la Marina (Santander). Dentro de la misma operación, la Guardia Civil detuvo en aquella localidad y en Durango a siete personas, a las que acusa de pertenecer a ETA Militar.

i operación policial, preparada la comandancia de la Salve, de Bilbao, parece estar intimamente ligada a la detención de cinco venes que e] pasado día 21 de noviembre efectuó la Guardia civil también en Amorebieta. A los detenidos, ya a disposición de . Audiencia Nacional, les considera la Guardia Civil integrantes del llamado comando ¡oto de ETA Militar. Se da la circunstancia que algunos de aquellos cinco jóvenes son heríanos o familiares de las siete personas detenidas ayer en Amorebieta y Durango.

Desde última hora de la noche leí domingo, fuertes contingentes de la Guardia Civil, apoyados por sus unidades rurales (UAR), controlában las entradas y salidas le Durango. Se había iniciado la. operación de búsqueda del explosivo, que concluiría de madrugada. Paralelamente, y en sus propios domicilios, la Guardia Civil detenía, hacia las 4.30 horas de la madrugada, a Juan Iraculis Albizu, de veinticinco años; Javier Etxeberría Goenetxea, de veintinueve años, y a Agustín Guísasela Larrinaga, de treinta años. A la misma hora se procedía a la detención, en la vecina localidad de Durango, de Pedro Manuel Larrinaga Zabala, de veintinueve años; María de los Angeles Alberdi Mazaga, de 35; María Isabel Uriarte Artechoa, de veintinueve, y Manuel Córdoba Sánchez, de veintiocho.

Aunque por las primeras informaciones oficiales, un tanto confusas, se creyó que el explosivo había sido localizado en un caserío abandonado, situado a las afueras de la localidad, posteriormente se supo que el hallazgo se produjo en un cercano edificio en construcción, situado en el lado izquierdo de la carretera nacional 634, que conduce a Durango, a algo menos de un kilómetro del centro urbano.

La Guardia Civil encontró, junto a los trescientos kilogramos de Goma 2, 2.500 metros de mecha detonante, que, al igual que el explosivo, parece es parte del alijo de 7.000 kilos robados el 25 de julio pasado por un comando de ETA Militar en el polvorín existente en Soto de la Marina (Santander). Esta suposición se basa en el hecho de que el explosivo encontrado lleva la fecha del 15 de julio en sus envases. Los mismos consisten en cajas de cartón en las que caben cinco chorizos de Goma 2 de cinco kilos de peso cada uno.

La noticia anunciada en el informativo de Radio Nacional de España de las nueve de la mañana fue confirmada, de propia voz, por el ministro del Interior Juan José Rosón que, como único dato nuevo, indicó que la localización del explosivo no significa que en los alrededores del lugar pueda encontrarse el resto de la Goma 2 robada por ETAm, ya que en medios policiales se considera que los trescientos kilos eran la cantidad de explosivo asignada al presunto comando detenido por la Guardia Civil en Amorebieta y Durango.

7.000 kilos de Goma 2

El pasado 25 de julio tuvo lugar el robo más importante de explosivos de los últimos años, al apoderarse un comando de ETA Militar de casi 7.000 kilos de Goma 2 de un polvorín propiedad de Unión Explosivos Río Tinto situado en Soto de la Marina (Santander).

En aquel momento los expertos manifestaron que el explosivo robado se encontraba en perfectas condiciones, por lo que podría resistir doce meses con toda su potencia, y dieciocho meses con algunas mermas de su poder real. De ahí la importancia de su localización. Para ello se establecieron controles policiales, se ofrecieron recompensas, incluso la Cruz Roja se ofreció como intermediaria. A pesar de todo ello, hasta ahora las pesquisas habían resultado inútiles.

GARCÍA FRANCÉS

En el edificio de nueva construcción que puede verse tras este caserío se hallaba la Goma 2 localizada por las Fuerzas de Orden Público.

 

< Volver