Duro golpe policial a los atentados contra el turismo proyectados por ETA (p-m). 
 Dos muertos a tiros en el País Vasco     
 
 El País.    25/03/1980.  Página: 1, 13. Páginas: 2. Párrafos: 12. 

Duro golpe policial a los atentados contra el turismo proyectados por ETA (p-m)

Dos muertos a tiros en el País Vasco

Dos personas, cuyas profesiones respectivas son joyero y marmolista, resultaron muertas anoche, en sendos atentados, en el País Vasco. En Durango (Bilbao), el joyero Dámaso Sánchez fue muerto a tiros por dos encapuchados que huyeron en un Seat 127. En Escoriaza (Guipúzcoa), José Arcedo, marmolista, fue muerto por otros dos individuos cuando se hallaba en el interior del vehículo de su propiedad. En relación con la actividad terrorista en Euskadi, las autoridades policiales informaron ayer sobre la detención de dieciséis presuntos militantes de ETA (p-m) que proyectaban atentados en las zonas turísticas.

El director de la Seguridad del Estado, Luis Alberto Salazar Simpson, y el director general de Policía, José Manuel Blanco, informaron en una conferencia de prensa, celebrada a mediodía de ayer, que con estas detenciones se ha dado el primer golpe de envergadura contra ETA (p-m), aunque no se puede afirmar que haya sido desarticulada su infraestructura en las zonas señaladas.

No se descarta por ello que la organización intente de todas formas algún tipo de acciones contra el turismo, por lo que se establecerá durante las épocas de vacaciones, en los lugares afectados, un dispositivo especial de seguridad, tanto en Semana Santa como en verano.

El director de Policía manifestó que la infraestructura de ETA en la costa mediterránea y las acciones que pensaban realizar estaban dirigidas concretamente contra el turismo.

José Ignacio Aramayo, presunto organizador de comandos colaboradores fuera de Euskadi

Numerosos militantes y colaboradores de ETA (p-m), detenidos en Andalucía, Valencia y Asturias

De los detenidos se informó que, en su mayoría, no son vascos, ni miembros de ETA en sentido pleno, sino elementos escindidos de grupos extremistas ajenos a ETA, aunque algunos con origen en el País Vasco. No están encuadrados en el organigrama general de ETA (p-m), sino que actúan como comandos de apoyo.

Sin embargo, la nota oficial publicada por la policía señala a José Ignacio Aramayo, Egurola, alias Sotorra y Juan, como presunto liberado ilegal de ETA y responsable de desarrollar la lucha armada de la organización en Valencia y Andalucía, además de participante en calidad de director del atraco al Banco Herrero de Oviedo. La operación policial había comenzado con su detención en la estación de ferrocarril de Valencia, el pasado martes, día 18.

Entre las acciones de que se le acusa están la colocación de una bomba en la oficina de Iberduero, en Eibar (Guipúzcoa), que no llegó a explosionar; el atentado con explosivos contra una gasolinera en construcción, también en Eibar; atraco a una armería en Elgóibar, para lo cual facilitó información; secuestro del gerente de la empresa Teica, de Munguía (Vizcaya), al que posteriormente le hirieron disparándole en las piernas, y, finalmente, el atraco del Banco Herrero, en el que también participaron Jesús Javier Urquijo Maruaga (huido), José Agustín Achega Aguirre (huido), Itciar Esnaola Aranguren (huida), Ignacio Uría Manchaca (huido), Manuel Ramos Vicente (detenido), Juan Emilio Carvajal Alvarez (detenido), Ángel García Pita (detenido) y Santiago David Suárez López (huido).

La nota afirma también que en 1976 Aramayo y otros veinte etarras participaron en un cursillo de

formación en el manejo de armas y explosivos realizado en la Escuela de Policía de Somoa (Argelia), y que fue impartido por oficiales de la policía de ese país. Comentando este tema, Salazar Simpson dijo que no es la primera vez que un detenido afirma haberse entrenado en Argelia, aunque nunca ha podido ser demostrado.

A Aramayo le fueron encontrados cinco documentos de identidad falsos y otros tantos de conducir, más dos carnés de corresponsal de Interviú y otros dos del periódico Diario 16. Los demás detenidos en Valencia son:

Aida García Recátala, acusada de esconder en su domicilio a Ara-mayo; Manuel Gimeno Bermúdez y su esposa, Pilar Beses García, el domicilio de los cuales se utilizó como piso franco de ETA (p-m), según la policía; Juan Bautista Beses Pérez, que proporcionó pisos francos a activistas de la organización. En Málaga han sido detenidos Miguel Ángel Cordero Ramos, José de la Milagrosa Gutiérrez López y José Hidalgo Medrano, los tres acusados de formar un comando de ETA (p-m), con la misión de preparar los pisos francos para los liberados, y realizar informaciones sobre un industrial relojero representante en España de la firma Orient, para secuestrarle; de otro industrial constructor, también para secuestrarle y exigir un fuerte rescate; de dos discotecas, en Marbella y Puente Romano, para colocar una bomba; de un restaurante de Puerto Banús y del aeropuerto de Málaga, también para poner explosivos.

También han sido detenidos en Málaga Alberto Gálvez Bermúdez, cuyo piso se utilizaba como de «seguridad» por Aramayo; su esposa Alicia Fradejas, puesta en libertad tras ser interrogada, y Manuel Villasanta Valencia, presunto colaborador de ETA.

En Oviedo han sido detenidos Juan Emilio Carvajal Alvarez, presunto coautor del atraco al Banco Herrero y presunto autor de la colocación de una bomba en Benidorm, el verano pasado, entre otras acciones; Manuel Ramos Vicente, que ha tomado parte en las mismas acciones que el anterior; Ignacio Gerardo Sánchez Palacios, acusado de varios delitos; Manuel Ángel García Pita, que habría alquilado para ETA (p-m) un piso en San Claudio (Oviedo) y participó en el atraco al Banco Herrero; Socorro Coto Alvarez, también participante en el atraco referido; María del Carmen Villameriel Fernández, presunta colaboradora de ETA (p-m), y Felicidad Alvarez López, también presunta colaboradora.

 

< Volver