Autor: Cruz y Román, José María. 
   Carrillo: "Es imposible una política de izquierdas sin cristianos y corrientes regionales"     
 
 Ya.    13/03/1977.  Páginas: 1. Párrafos: 4. 

Carrillo: "Es imposible una política de izquierdas sin cristianos y corrientes regionales"

VALENCIA. (De nuestro corresponsal, J. M. Cruz Román.)

También llegaron a Valencia en estos días de su marzo fallero las visitas políticas. Santiago Carrillo, a

quien le han suspendido el mitin del campo de fútbol de Paiporta, ha dicho que al Partido Comunista no la

anima ningún tipo de revancha y que todos los partidos deben poder actuar y expresarse libremente para

crear un cuadro constitucional que haga imposible la repetición de tragedias como la de los años 36 al 39.

Los comunistas, afirmó también, no forman candidatura con otros partidos, porque eso hubiera

contribuido a polarizar la lucha de izquierdas contra derechas, resucitando fantasmas del pasado. Sí

habrían sido partidarios, en cambio, de la creación de un frente no de izquierdas, sino de todos los

partidos que han estado en la oposición y se hallan dispuestos a hacerlo para las elecciones a senadores,

porque si no la derecha, aunque sea minoritaria, en expresión de Carrillo, se va a llevar la mayor parte de

los puestos.

Para el futuro estima que es imposible un programa común de socialismo y comunismo, es decir, una

política española de izquierdas, si no se da entrada a un tercer componente formado por los cristianos, y a

un cuarto integrado por las corrientes regionales. Santiago Carrillo se mostró favorable a la autonomía de

las regiones y opinó que no presenta peligro para esa unidad superior que es España, auténtica realidad

histórica, que el Partido Comunista está dispuesto a mantener y defender por sentirse sus miembros—

según expresó el secretario general—profundamente españoles.

Santiago Carrillo reconoció que algunas gentes ponen en duda la sinceridad de propósitos democráticos

del Partido Comunista, "pero ante ello—dijo—no hay más que una solución para comprobar si lo que

decimos es cierto o es argucia: dejarnos actuar, para que los hechos lo demuestren". Manifestó asimismo

que espera que Dolores Ibarruri esté en España a finales de mes con toda legalidad.

 

< Volver