Durante el traslado de los restos de los guardias civiles asesinados en Navarra. 
 Insultos al presidente foral y aplausos a Atarés     
 
 Diario 16.    19/05/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 6. 

19-mayo-80/Diario16

Durante el traslado de los restos de los guardias civiles asesinados en Navarra

Insultos al presidente foral y aplausos a Atares

El presidente del Parlamento Foral navarro, Víctor Arbeloa (PSOE), y el parlamentario Lasunción, estuvieron a punto de ser agredidos durante el traslado de los restos de los guardias civiles asesinados el viernes en Goizueta (Navarra). Mientras, el público aplaudía al general Atares y al destituido presidente de la Diputación, Jaime Ignacio del Burgo.

Pamplona (Corresponsal)

Entre salivazos, abucheos e insultos en torno al presidente del Parlamento Foral, Víctor Manuel Arbeloa (PSOE), y fundamentalmente contra el diputado Ángel Lasunción, y en algunos casos entre intentos de agresión hacia éstos, partieron el sábado por la tarde en avión hacia sus respectivas localidades los restos mortales de los guardias civiles Francisco Ruiz y Francisco Puig, asesinados el viernes por la noche en la localidad navarra de Goizueta.

Mientras él público congregado ante el cuartel de la Guardia Civil de Pamplona aplaudía, entre otros, al general Atares y a Jaime Ignacio del Burgo (ex presidente de la Diputación Foral de Navarra y senador de UCD), en el momento que los restos de los guardias civiles partían hacia el aeropuerto la Policía tuvo

que impedir repetidos intentos de agresión hacia el presidente del Parlamento Foral y hacia el presidente en funciones de la Diputación Foral, señor Arza.

Asimismo, el publicó increpó duramente al diputado foral Ángel Lasunción, dirigente centrista de la linea política contraria a Del Burgo.

Se escucharon gritos de «Gobierno culpable», «más Policía, menos amnistía», lo mismo que frases contra ETA.

Asistieron a los funerales la totalidad de las autoridades provinciales civiles y militares de Navarra, junto con el alcalde socialista de Pamplona, señor Balduz. Un coche R-8 que portaba una pegatina en favor del euskera fue golpeado por varias personas. Un miembro de la Guardia Civil se enfrentó con las mismas, consiguiendo finalmente abrir paso al vehículo.

 

< Volver