Mientras desayunaban en un bar de San Sebastián. 
 Un comando de ETA militar asesinó a tres policías nacionales     
 
 Diario 16.    16/05/1980.  Página: 2. Páginas: 1. Párrafos: 25. 

Mientras desayunaban en un bar de San Sebastián

Un comando de ETA militar asesinó a tres policías nacionales

Un nuevo atentado terrorista con el sello de ETA militar fue perpetrado a primera hora de la mañana de ayer en San Sebastián contra tres miembros de la Policía Nacional, mientras desayunaban en un bar cercano al Gobierno Civil.

Dos terroristas efectuaron siete disparos causando la muerte de dos agentes y heridas de extrema gravedad al tercero, que fallecería horas más tarde.

San Sebastián (Corresponsal)

Tres policías nacionales muertos es el saldo de un atentado terrorista perpetrado sobre las nueve y cuarto de la mañana de ayer en el bar Majusí, de la avenida de Carlos I, en el barrio donostiarra de Amara Nuevo.

Los policías nacionales asesinadas son Dionisio Villadangas Calvo, de veinticuatro años de edad, natural de Villasola (León), y José Manuel Rodríguez Fontana, también de veinticuatro años, natural de Almería.

Ambos eran solteros.

También era soltero el policía que resultó gravemente herido. Jesús Olgado Sabio, de veintisiete años, y natural de Carratraca de Málaga, quien falleció horas más tarde.

Sobre las nueve y cuarto de la mañana de ayer, según informó el dueño del bar Majusi, entraron en el establecimiento tres policías nacionales vestidos con su uniforme reglamentario, que acababan de concluir su servicio de noche en la oficina del Documento Nacional de Identidad, que se encuentra próxima al bar.

Los policías se colocaron en un extremo de la barra y pidieron café. Diez minutos ´más tarde entró un hombre de unos cincuenta años, vestido con una anorak de color verde, que se situó cerca de los policías y pidió que se le sirviera una cerveza.

Cuando el camarero se agachó detrás del mostrador para sacar la cerveza de la cámara frigorífica, sonaron los disparos que acabaron con la vida de los policías.

Intentó defenderse

En ese momento en el bar habría 15 ó 20 personas, una de las cuales explicó que a uno de los policías le dio tiempo a desenfundar su revólver reglamentario y a hacer ademán de esconderse detrás de unas cajas que estaban cerca; pero en ese momento recibió varios impactos de bala y cayó abatido, ai igual que sus dos compañeros.

«Los policías nacionales —según relató el dueño del establecimiento— no acostumbran a ir a tomar café a esa hora. El que lo hicieran hoy —dijo el dueño del barba debido ser una excepción.»

Al lugar del atentado acudieron inmediatamente Fuerzas de la Policía nacional y ambulancias, que recogieron dos cuerpos que aún se encontraban con vida y los trasladaron a la Residencia Sanitaria Nuestra Señora de Aranzazu, ufiicado en el alto de Zorroaga, donde uno de ellos ingresó ya cadáver.

Munición ETARRA

El otro policía, Jesús Holgado Sabio, fue intervenido durante varias horas, nada más producirse su ingreso, y su estado fue critico desde el primer momento, según dijeron los médicos que les atendieron a su ingreso.

El tercer policía nacional, que falleció en el acto, presentaba heridas en la cabeza y en la zona del cuello. Al parecer, fueron siete los disparos realizados, y, según el informe de balística, fueron encontrados cinco casquillos del calibre 9 mm Parabellum marcas SF y FN, munición habitualmente utilizada por ETA.

En un primer momento, tanto los testigos presenciales como el dueño del bar señalaban al hombre del anorak marrón, que salió corriendo del establecimiento inmediatamente después del atentado, como e¡ presunto autor de los disparos.

Sin embargo, fuentes policiales afirmaban a última hora de la noche de ayer que los agresores debieron ser dos y que utilizaran dos pistolas, Un tercer terrorista esperaría al volante del coche robado paco antes a punta de pistola.

La presencia de dos tipos de casquillos avalarían la teoría de las dos armas, sin embargo no se trata de una prueba concluyeme, ya que Las dos tipos de bala pueden ser disparados con una sote pistola.

La capilla ardiente de los policías nacionales está instalada en el Hospital Militar de Guipúzcoa, en donde se oficiarán los funerales a las diez de la mañana de hoy. Después de finalizados los actos religiosos, los cadáveres serán trasladados a sus" localidades de origen para ser inhumados.

El parte médico facilitado a primeras horas de la tarde de ayer en la Residencia Sanitaria indicaba: «El paciente Jesús Holgado Sabio presenta shock hipobolémico y traumático originado por múltiples heridas por arma de fuego. Herida en sedal de la arteria carótida común derecha, rotura de tráquea, desgarro del lóbulo derecho, tiroides hemoperitoneo y herida de hipocondrio derecha con rotura hepática en el lóbulo derecho interesando, también, el espacio retroperitoneal derecho. Rotura de ciego y varias perforaciones en intestino delgado. Su estado es crítico.»

La Unión de Centro Democrático del País Vasco hizo público un comunicado de protesta ante el asesinato de los dos policías nacionales, en cuyo tercer punto señalan que «instamos al Gobierno de la nación y a la administración de justicia y a todos los poderes públicos para que utilicen plenamente las facultades que la Constitución y las leyes les atribuyen para combatir la violencia».

«En este mismo sentido, hacemos hincapié ante recientes declaraciones de algunos dirigentes de la izquierda abertzale considerándolas un desprecio y un insulto a la paz y a la convivencia de nuestro pueblo. Siendo -continúa UCD-verdaderos panegáricos de la lucha armada, revolucionaria y de sus métodos.»

Por su parte, el Partido Socialista de Euskadi señaló en un comunicado que «ni las condenas ni las condolencias han sido ni serán suficientes para acabar con la violencia que arrastra ya un terrible saldo de asesinatos y atentados».

«La paz y el bienestar de Euskadi —continúa el texto socialista— están hipotecados por la violencia, y pueden estarlo para siempre si los ciudadanos que desean la paz, los partidos políticos y las instituciones de Euskadi no emprenden de una vez por todas una acción decidida y valiente para acabar con el terrorismo.»

Telegrama de Garaicoechea a Suárez

El presidente del Gobierno de Euskadi y el consejero del Interior del mismo Gobierno enviaron ayer, respectivamente, sendos telegramas al presidente del Gobierno, Adolfo Suárez, y al ministro del Interior, Juan José Rosón, expresando su repulsa y condolencia por el triple asesinato de San Sebastián.

El texto de Carlos Garaicoechea, tras expresar su condena y sentimiento por el atentado terrorista, indica que son precisas «actuaciones necesarias para formación Junta de Seguridad que Gobierno vasco estudiará en su próxima sesión en lo concerniente a sus miembros, con objeto de acelerar pagos previstos estatutariamente sobre seguridad y orden público. En parecidos términos se expresa el consejero del Interior vasco, Luis María Retolaza, en el texto enviado al ministro del Interior, Juan José Rosón.

Por su parte, el Partido Socialista Andaluz redactó en Ja tarde de ayer un duro comunicado en el que señala que «como andaluces no podemos permitir que nuestro pueblo sea carne de cañón y víctima propiciatoria de los enfrentamientos en el País Vasco, porque el Gobierno del Estado sienta complejo de inferioridad con el Gobierno vasco».

 

< Volver