Los "rupturistas" no pagarán el impuesto sobre la Renta. 
 El Gobierno garaicoechea pedirá dinero a cuenta a Madrid     
 
 Diario 16.    16/05/1980.  Página: 5. Páginas: 1. Párrafos: 7. 

Los «rupturistas» no pagarán el Impuesto sobre la Renta

El Gobierno Garaicoechea pedirá dinero a cuenta a Madrid

Bilbao (Corresponsal)

El Gobierno vasco intentará establecer contactos con el Ministerio de Hacienda para la obtención de anticipos a cuenta de las liquidaciones definitivas de las distintas contribuciones.

En una reunión del consejero de Economía del Gobierno vasco, Pedro Luis Uñarte y los diputados generales de Vizcaya, Guipúzcoa y Álava, se abordaron distintos temas relacionados con la futura entrada en vigor de los conciertos. Igualmente se acordó el nombramiento inmediato de los representantes de las Diputaciones, que junto a los tres que nombre el Gobierno vasco integrarán la comisión mixta para

negociar con la Administración del Estado las bases que configurarán el primer concierto.

El tema de la falta de fondos públicos, ha llegado a situaciones insostenibles, según el análisis de los cuatro participantes de la reunión, que ven «como única salida la utilización inmediata de fondos procedentes de los anticipos del Estado».

Los «rupturistas», contra la declaración de la renta

Mientras tanto, la oposición extraparlamentaria y Herri Batasuna han apuntado directamente al corazón

de¡ proceso autonómico y se han pronunciado «pública y colectivamente en contra de la declaración de la renta».

Esta iniciativa, que era de esperar en un proceso autonómico que depende exclusivamente de los impuestos locales, por parte de los partidos y organizaciones rupturistas, ha sido de momento adoptada por HB, MK, LKI, PTE y LAIA.

Los cinco sectores políticos consideran que «la actual declaración de la renta constituye un atentado contra los trabajadores, y que suma al fuerte incremento experimentado por las retenciones a cuenta sobre los salarios de este año» y sirven «para financiar de muchas maneras a los propios empresarios, reforzar las dotaciones de Policía y construir centrales nucleares».

Los cinco grupos políticos piden «que el impuesto deje exentos los sueldos netos inferiores a quinientas mil pesetas, a los parados, jubilados y pensionistas, que se actualicen las bases imponibles y el mínimo exento cada año en función de la carestía de vida, que Hacienda haga pública las listas de los contribuyentes para conocer lo que pagan los grandes capitalistas y que las retenciones a cuenta a los trabajadores se ingresen en las Cajas de Ahorro para que los trabajadores disfruten de su interés.»

 

< Volver