Estaba con su novia en un bar de Eibar. 
 El inspector de Policía recibió por la espalda dos tiros en la cabeza     
 
 ABC.    12/12/1980.  Página: 11. Páginas: 1. Párrafos: 9. 

Estaba con su novia en un bar de Eibar

El inspector de Policía recibió por la espalda dos tiros en la cabeza

EIBAR (Guipúzcoa), Don José Javier Moreno Castro, inspector de Policía destinado en Eibar, de veintiocho años de edad, resultó muerto anoche cuando dos jóvenes dispararon contra él por la espalda en el interior del bar Bikini, donde se encontraba en compañía de su novia, que resultó ilesa.

En el momento de producirse el atentado se encontraban en el bar doce personas, algunas de las cuales se tiraron al suelo al oír ios tiros.

Los dos autores del crimen penetraron en el establecimiento y se dirigieron directamente al inspector de Policía, que estaba sentado en un taburete en la barra, junto a su novia. El señor Moreno no pudo hacer nada para impedir que le disparasen, ya que los tiros le fueron hechos por la espalda, casi a bocajarro, en la cabeza y le ocasionaron la muerte instantánea.

Testigos presenciales manifestaron que segundos después del asesinato tos dos jóvenes autores de! mismo huyeron a pie por la calle Bidebarrieta.

El cadáver del señor Moreno Castro fue trasladado en una ambulancia a la Comisaría de Policía de Eibar, donde quedó instalada la capilla ardiente. Los funerales se celebrarán hoy, a la una y media, en la iglesia eibarresa de San Andrés, y a ellos asistirán el gobernador general en funciones, Fernando Jiménez; el director general de Policía, el gobernador civil de Guipúzcoa y otras autoridades civiles y militares.

Don José Javier Moreno era gallego y llevaba año y medio destinado en la Comisaría de Eibar. En el lugar de! atentado se encontraron dos casquillos de nueve milímetros Parabellum, munición utilizada habitualmente por ETA. El bar Bikini fue muy frecuentado

por los policías de la Comisaría de Eibar hasta que ésta fue trasladada a otro lugar de la población. Últimamente no solían acudir por allí, pero el señor Moreno seguía haciéndolo al vivir su novia en las proximidades.

Precisamente la novia, Beatriz Aranzábal, que se encontraba junto a la víctima en el momento del crimen, sufrió un «schok» nervioso y fue trasladada a un lugar desconocido. Amigas suyas manifestaron a Efe que el inspector de Policía no quería comprometerse formalmente con ella, porque decía continuamente que le iban a matar y no quería causarle ninguna preocupación.

El Ayuntamiento de Eibar convocó, con carácter de urgencia, un Pleno extraordinario para las nueve de la mañana de hoy, a fin de tratar sobre el asesinato.

Con el señor Moreno Castro son ya 131 las víctimas del terrorismo en lo que va de año. De ellas, 43 eran policías y 13 militares.

 

< Volver