Autor: Etxarri, Tonia. 
 No quiere participar en un organismo junto a UCD, PSOE y PCE. 
 Euskadiko Ezkerra no formará parte del "Frente para la paz"     
 
 El País.    11/11/1980.  Página: 15. Páginas: 1. Párrafos: 5. 

No quiere participar en un organismo junto a UCD, PSOE y PCE

Euskadiko Ezkerra no formará parte del "Frente para la paz"

Euskadiko Ezkerra (LE) no formará parte del Frente para la paz que se constituirá formalmente el próximo jueves en Vitoria entre Unión de Centro Democrático (UCD), Partido Nacionalista Vasco (PNV), Partido Carlista (EKA), Partido Socialista de Euskadi (PSE-PSOE) y Partido Comunista de Euskadi (EPK).

Euskadiko Ezkerra, que condena, igual que las otras, los últimos atentados acaecidos en el País Vasco, dice no estar a favor de la creación de un organismo junto a UCD, «responsable de que el Estatuto de Autonomía haya estado paralizado durante meses», y junto al PSOE, «que ha roto los compromisos autonómicos», y junto al PCE, «que con los anteriores ha consensuado la ley de Seguridad Ciudadana para reprimir a la izquierda». No obstante, el Comité Central de EE — en un comunicado que dio a conocer ayer públicamente— apunta soluciones para la paz: aceleración de transferencias, alto el fuego y medidas de gracia.

Los dirigentes de EE, que manifestaron ayer a EL PAÍS coincidencia con la declaración emanada de la reunión mantenida el pasado viernes entre varios partidos vascos, especificaron que en dicho encuentro «no se trataba de constituir ningún frente para la paz, sino que únicamente se valoraba la respuesta del pueblo vasco ante la reciente ofensiva de los distintos grupos armados en Euskadi». Para este partido, la voluntad de luchar por la pacificación y el compromiso de preparar un proyecto de actuaciones concretas y movilizaciones no significa estar de acuerdo con los otros partidos «en el análisis de las causas de esta situación de violencia y de degradación social, ni en los remedios para curarla».

La creación de la Junta de Seguridad, la policía autónoma, los conciertos económicos, las transferencias y el referéndum de Navarra sobre su integración en Euskadi son los temas que, a juicio de EE. ayudarían a esclarecer el panorama político vasco.

El partido de izquierda abertzale señala su oposición a las dinámicas de atentados, «que están dificultando la profundización de la democracia», y propone que el Gobierno vasco, en aplicación de las medidas para la pacificación aprobadas en el Parlamento, abra urgentemente los caminos del diálogo, negociación y pacto «que conduzcan al alto el fuego, por parte de las organizaciones armadas, y a las medidas de gracia para presos y exiliados».

 

< Volver